Un país de «Joterías bobas»

Para muchos, esto debería acabarse aquí; desde el momento en el que el surrealismo entre letras, ritmos y versos hablen de ponerte el abrigo al revés, de animalitos, y de 4 (o más) en Alicante, que tienen son y les sobra down.

Música para marionetas de pueblo. Joterías bobas. ¿Lo hablamos?. Lo siento si tu fábrica de baile no cabe en tu corazón pequeño. 4 meses, dos años y un día después de ti. Igual es música para adultos que no puedes comprender. Desde aquel golpe de efecto de las catalanas Les Biscuits Salés algo cambió para muchos.

Se abría el camino para combinar, con astucia, humor e ironía el cambio de forma entre los teclados, los ritmos y las voces, hacia el cambio de idea sobre lo nuestro. Se ha conseguido divertir con un mensaje iconoclasta y que combina lo cotidiano con la maestría en llegar al límite de lo arrebatador. Hidrogenesse, que acaba de lanzar el primer adelanto de su nuevo álbum con el single «Claro que sí», nos sirve de excusa para elaborar una pequeña lista que sirva de muestra (y defensa) de diez notas sobre el recorrido de este movimiento metido en un grupo que sólo pertenece a un dígito binario dudoso. ¿Obvio?

1- Ese pedazo de onda: Les biscuits salés (1999)

2- No hay nada más triste que lo tuyo: Hidrogenesse (2002)

3- Hay un hombre en España: Astrud (2004)

4-Chico y chica: vaquero (2004)

5- Maricas: Los punsetes (2008)

6- El día de las medusas: Joe Crepúsculo (2008)

7- La cumbia de Félix y Jacques: Los Ganglios (2012)

8- Problemas: Las Bistecs (2016)

9- Atravesado por el rayo: Espanto (2016)

10 – Macaulay Culkin: Ladilla Rusa (2018)


Sobre el autor

Ángel Del Olmo

Donostiarra de nacimiento, madrileño de adopción. No me aburro (sólo huyo) porque, como decía Leolo -porque sueño, yo no lo estoy-.