FicXixón 56. El alma del cine a contracorriente

¿Pensabais que no estaríamos allí?, ¿que se nos iba a escapar?, ¿que no íbamos a contaros lo más salvaje, mordaz, irónico y transgresor de la cola de final de año de los festivales de nuestro país?. Pues estaremos; para enviaros lo más “atroz” que empañe nuestros ojos, lo más divertido y, en definitiva, lo más interesante que ocurra en Gijón dentro de muy poco.

La edición número 56 del inminente FicXixón, se celebrará del 14 al 26 del presente mes de noviembre. Serán, nada más y nada menos que un total de 180 títulos, en una programación (como siempre) realmente estimulante y que contará, entre otros muchos atractivos trabajos, con el estreno en España de realizadores como Yorgos Lanthimos ( tras la conmovedora “El sacrificio de un ciervo sagrado“) y su muy esperada “La favorita” -que inaugurará el Festival-, y pre estrenada hace pocas fechas en Venecia. Claire Simon, Hong Sang-soo (con “Hotel by the river” y “Grass“, esta última, fuera de concurso), Marie Losier, Radu Muntean (que presentará “Alice T“), Andrew Bujalski, Paul Dano, Radu JudeAbbas Fahdel serán los diferentes protagonistas de un Festival que siempre ha ofrecido buenas y gratas sorpresas entre sus secciones.  Treinta de esta cantidad de cintas serán estrenos mundiales, lo cual supone un más que meritorio aumento del 15% respecto al año anterior. En su Sección Oficial, competirán 17 títulos, que con los anteriormente citados destaca, del último Sundance, “Madeline’s Madeline” de Josephine Decker, que fue una de las sorpresas del último cine independiente que nos llega de los Estados Unidos. Como también el Premio a la Mejor dirección en el Festival de Locarno, Dominga Sotomayor y su película coral “Tarde para morir joven”.

El público podrá asistir a un total de 251 sesiones, repartidas entre sus diferentes sedes.

FicXixón, que apuesta, una vez más, por la colaboración estrecha entre diversos festivales de cine, también apoya el trabajo cinematográfico de las mujeres, rozando el 40% de las películas presentadas, además de dos importantes aspectos: el Premio de Honor, que recae en Tizza Covi, que  junto a  Rainer Frimmel trabajan como dignos continuadores del neorrealismo italiano desde 1996 en cine, teatro y fotografía; y el Premio Mujer de Cine, que este año se entregará a Esther García, recientemente nombrada Premio Nacional de Cinematografía.

También habrá hueco para los cortometrajes, con dieciséis trabajos a concurso, cuatro de ellos nacionales. Destaca la premier española del ganador de la Sección Oficial del pasado año, Eugene Green, con “Como Fernando Pessoa salvou Portugal“.

Hay otras propuestas, no menos interesantes. Como, por ejemplo, el nuevo trabajo del director de “It follows“, David Robert Mitchell. “Lo que esconde Silver Lake” es su apuesta, esta vez sobre el neo-noir, que pueda servir para alejarlo de “os metí miedo una vez y no más”. Lo nuevo de Carlos Reygadas, “Nuestro tiempo” quien ya visitó el Festival hace unos años con su magnífica y dreyeriana “Luz silenciosa” y de quien esperamos siempre más que el camino que le llevó hacia esa locura llamada “Post tenebras lux”. De nuevo, y sobre el papel, parece ser que quiere crear otra obra de carácter monumental, a juzgar por su duración.

Y tendréis lo último de Godard, para quien desee perderse en el alcohólico y descerebrado juego metalingüístico del cine de este pope de la historia del cine.

Hueco para el cine LGTBI con “The Miseducation of Cameron Post“, que ya se ha visto en el último LesGaiCineMad.

A propósito del centenario del nacimiento del genio sueco Ingmar Bergman, se podrá visitar una exposición sobre su legado en la moda y el arte en el Antiguo Instituto de la ciudad, hasta el 28 de noviembre, así como varios conciertos gratuitos y actividades complementarias.

Como veis, mucho y muy variado para un Festival de Cine al que le deseamos la mejor de las suertes; de público y buen cine. FicXixón…¡a por todas!.


Sobre el autor

Ángel Del Olmo

Donostiarra de nacimiento, madrileño de adopción. No me aburro (sólo huyo) porque, como decía Leolo -porque sueño, yo no lo estoy-.