La boda del cura

Ay chica, ojeteplática me he quedado con el escándalo que se ha movido en Italia con la boda de un cura. La boda gay de un cura gay en las Canarias, para que entiendas el escándalo. El tío se casó en Abril pero ha sido ahora cuando ha subido el vídeo a las redes y no veas lo histéricas que se han puesto en el Vaticano, porque el padre Giuliano (¡Toma rima!) no ha abandonado los hábitos después de veinte años de sacerdocio. En el pueblo donde oficiaba ya se olían que la sotana escondía un liguero y por eso avisasaron al obispo con una frase que mira, ganas me dan de tatuármela en el gluteo izquierdo:

 “Este es el diablo vestido de agua santa”

El vídeo es…¿Cómo explicarte, chica? ¿Desasosegante? ¿Bizarro? ¿Cuqui? Una mezcolanza rara, eso seguro. Empezando  porque la pareja de italianos (que se han españolizado el nombre) son como clones y yo si no fuera por la pista de esquí capilar del cura, es que ni los distinguía. Hay que reconocer, eso sí, que se ven enamorados por los ojillos que se dedican. Una moñada atroz y a la vez emocionante que oscila entre la vergüenza ajena y la lágrima…Una cosa raaaara, porque a mí me produce una oponión contrapuesta; me hincha el chichi del gusto ver como el cura le ha dado en los morros a la iglesia, pero por otro lado…¿Es que no sabía en que institución se metía? HombreporDios (nunca mejor dicho).
Y como te mueres por ver el vídeo, dale al play y ya me cuentas.

Fuente; Clarín.


Sobre el autor

MariRici Na Delahiel

Mi madre dice que soy guapa.