Todas esperando el documental sobre Alexander McQueen

De forma puntual cada siglo, con suerte de década en década, el mundo ve nacer y morir de éxito a artistas con mayúsculas. Seres creativos que pasan fugaces y nos deslumbran con su obra, que retenemos con nostalgia recordando tiempos mejores.

La noticia ha corrido como la pólvora a la vez que la expectación y morbo desde que, en la última edición del Tribeca Film Festival se presentara un dramático y efectista teaser sobre McQueen, en el cual podemos ver diversas imágenes de los mayores hitos en la carrera del difunto genio británico.

Se estrena a principios de Junio pero podéis ver el trailer aquí 

Y con razón es tan esperado. Desde el trágico suicidio de McQueen, la figura del diseñador como mito de la moda no ha hecho más que crecer. Su sucesora, Sarah Burton, mano derecha durante años y gran amiga de andanzas académicas en la prestigiosa Saint Martin’s , ha sabido continuar con orgullo una de las firmas insignia de la moda británica.

Un orgullo que quizá no baste para igualar la genialidad del diseñador, padre de la estética Trash, maestro del dramatismo, referente de artistas y de la propia Lady Gaga, pionera en atreverse con los armadillos, resucitador de almas en pena y víctimas de la moda como Kate Moss, apartada de las pasarelas tras su escándalo con las drogas, haciéndola reaparecer como un ángel etéreo

Los llamados ‘armadillos’, cuyo descubrimiento en pasarela se sincronizó en directo con el estreno mundial del video clip de Bad Romance. Todo muy apoteósico, como a él le gustaba.

Uno de los primeros y únicos que hizo que la moda se mirase a si misma, siendo consciente de su belleza y de su horror. Horror que acabó por destruirle, víctima del acoso de los de su propio sector, de una personalidad problemática y de un pasado lleno de traumas y abusos.

Solo esperamos que el documental haga honor a la fama de uno de los últimos grandes del siglo XX

Imagen de uno de los más aclamados desfiles de McQueen, Invierno 2009, en le que las modelos desfilaban alrededor de un montón de basura humeante, que representaba a la moda como un mundo podrido y decadente. Un año después encontraban al diseñador sin vida en su apartamento de Londres.


Sobre el autor

Ibérico Snob

Soy hermana de la reina de Inglaterra pero lo llevamos en secreto.