Canciones Escondidas: “Pacto Diabólico” de Vídeo

"Videoterapia", el disco de debut de los valencianos Vídeo fue todo un éxito. Eso no se puede poner en duda y así lo demuestran las hemerotecas y las cifras que se despacharon en su momento: disco de oro y tres singles tan rotundos como la mítica, "La noche no es para mí", "Víctimas del desamor" y "Fría y automática", éste último solo se publicó para promoción en radios. Hubo un cuarto sencillo que pasó algo más desapercibido; la balada "El mágico influjo de la luna". Pero ese elepé, producido por un inspirado Tino Casal (sic), contenía al menos otras dos piezas dignas de mención y que podrían haber alargado la vida del mismo. Por un lado estaba la melodramática "Crimen Pasional" y por otro la oscuridad (tan Casal) de nuestra protagonista, "Pacto diabólico".   Fueron muchas las veces que vimos en televisión a Pepa, Sissi y compañía interpretar estas dos últimas canciones como aderezo a sus singles de cabecera. La voz cantante tenía tanto carisma que era muy difícil no caer enamorado de ella y su teclista, corista, era un auténtico animal en el escenario. Sissi tocaba el teclado como si no hubiera mañana, mucho más expresiva que Nacho Cano y más divertida: cardados imposibles y ropa que se rompía ella misma. Resultado de imagen de video grupo de musica Vídeo nació bajo la estela del éxito masivo de Mecano, pero venían de Valencia y con un concepto mucho más interesante que el que proponían desde Olé Olé (formación que se creó por el mismo motivo). Evidentemente nadie pudo superar a Ana, José y Nacho en aquellos primeros 80, pero Vídeo se quedó cerca a base de muy buenas canciones. No sabemos por qué le dieron la espalda con su segundo disco, "Código secreto"(1984) ni el porqué de ese cambio de registro en el tercero. La calidad de las canciones bajó de manera estrepitosa y sólo una, "La ventana" se podría salvar de la quema.


Sobre el autor

Mocico Viejo Official

Amante y amigo. A punto de abrazar la fe, pero a punto a punto. Viajero incansable y buscador de tesoros. Mocico andaluz y rabioso.