Cigarettes after sex es el disco más chulo del año

Porque, como Low no han publicado nada este año, pues teníamos que revisar los discos más chulos que hemos escuchado los once meses anteriores. El hype indiscutible ha sido el primer trabajo de la banda tejana que nació en 2012 en El Paso, encabezada por Greg Gonzalez. Para que acompañemos nuestros álbumes de taciturna melancolía otoñal de Mazzy Star y los Yo La Tengo de “And Then Nothing Turned Itself Inside-Out”.

Este debut te sumerge en toda un universo de espacios “ambient-pop”, bien dibujados con pinceladas de excelentes melodías y la suave voz insinuante y enormemente evocadora del líder de la banda, casi rozando lo femenino; igual por eso cita a FranÇois Hardy como su cantante favorita.

Ritmos lentos y pausas sonoras, adornadas por ese halo de somnolienta atmósfera, donde esa voz se deja caer en cada canción, y las pocos golpes de batería (“Truly”) se convierten en meras anécdotas, secundarios tras la voz y la electrónica.

Todas y cada una de las diez canciones del álbum no tienen desperdicio alguno. Un trabajo homogéneo y cuya multiplicidad de sensaciones se extraen de sus repetidas escuchas; porque es un disco que engancha. Toda una sorpresa para el “dream-pop” de los últimos meses. Para que cuando demos la vuelta a nuestros discos de Beach House, sepamos que hay vida más allá de lo terrenal. De esos discos que, sin hacer mucho ruido, se te meten en la cabeza y no salen. De ahí al corazón hay sólo unos centímetros.cigarettes after sex


Sobre el autor

Ángel Del Olmo

Donostiarra de nacimiento, madrileño de adopción. No me aburro (sólo huyo) porque, como decía Leolo -porque sueño, yo no lo estoy-.