La loca (historia) de la galaxia

Hace unos días nos visitó Perfume Genius para presentar su nuevo álbum, un “No shape” genial, que no hace más que corroborar las exquisiteces musicales de Mike Hadreas. Era como si viniera el Papa del baladón a visitarnos y bendijera a esos fieles que pensamos que Anohni se ha pasado con el drum n´bass y la comparsa extravagante y nos quedemos, de calle, con este chico de 36 años, con voz dócil y sonrisa maliciosa. Pero, ojo, que no tiene pelos en la lengua para llamar “gilipollas” a Eminem, como ocurrió en 2014.

Hadreas se apodera del escenario a las primeras de cambio, con un “Slip away” rompedor, haciendo tan suyo el micro que lo contoneó por su cuerpo de cintura para arriba, serpenteando su cuerpo a la vez que su voz acompañaba el estruendo de este estribillo atronador. No esconde ni las formas ni las maneras. Pero, como las canciones están mucho más a la altura que sus poses de front-man sensual, todo se deja de lado y uno se deja llevar por este universo musical sobrecogedor que ha conseguido a través de la electrónica y ese pop sideral.

No, si tonto no es. Por eso cuando colabora en alguna causa, se junta con gente de la talla de Sharon Van Etten, por ejemplo.

Y poco le hace falta para pasear su figura como si fuera un gato sobre el escenario. Le sobran canciones para llegar al alma. Y si no, escuchen “Normal song” y déjense teletransportarse al espacio exterior. y como ésta, unas cuantas más. El chico se va haciendo con un repertorio más que respetable para helar la sangre a cualquiera.

Es inteligente y terminó su set con una de sus canciones más poderosas. “Queen” es un aliado en un repertorio soberbio. Denle cinco o seis años y, cuando tenga dos álbumes más en el mercado, puede ofrecer un concierto de dos horas memorable. A milímetros está de conseguirlo.

Fue un concierto para paladear, como sus álbumes. Y toda la magia que desprenden sus canciones, las hace llegar con una velocidad de shock. A pesar de que el sonido se acoplaba en varias canciones, no se asustó. Impacto emocional, que sólo consiguen algunos; como Sufjan Stevens.

Perfume Genius tiene una colección de canciones brillantes. Y es un chaval al que hay que seguir la pista. A gatas o a rastras, como queráis.perfume genius


Sobre el autor

Ángel Del Olmo

Donostiarra de nacimiento, madrileño de adopción. No me aburro (sólo huyo) porque, como decía Leolo -porque sueño, yo no lo estoy-.