Homosexualidad y su permisividad en la historia

Quien dice homosexualidad, dice diferencia de color de piel, pensamiento, comportamiento…

giphy (6)

¿A qué viene esta cerrazón hacia lo que no es normal?

Vayamos paso por paso

¿Qué es NORMAL?

Yo siempre he explicado que, la normalidad, es un concepto cuantitativo y no cualitativo (para los de la LOMCE, normal es de lo que hay más, sea mejor o no)
El problema es que lo “normal” por pura etimología, es “aquello que se atiende a la norma” y, la “norma” es la regla o escuadra que mide la rectitud e idoneidad de algo (latinismos a tutiplen.

source

Pero ¿DE DÓNDE COÑO VIENEN ESAS NORMAS?

Todo se remonta la calcolítico (ahora me permitís que me siente en mi sofá Chester de cuero marrón chocolate, me coja mi copa de brandy y cruce las piernas junto a la chimenea mientras os cuento la historia de las historias mientras la cámara hace un zoom hacia las llamas del fuego….)

giphy (415)

Cuando la humanidad ha saltado del punto de ser cuatro gatos vestidos con pieles que cazaban y se comían lo que encontraban por el campo, se empiezan a plantear  que están formando grupos más o menos grandes en los que, el núcleo familiar, queda superado por grupos más grandes (distintas familias que comienzan a convivir junticos en plan comuna)

giphy (6522)

Ésto implica crear normas y hasta los primeros protogrupos militares porque hay que poner orden entre las familias e incluso, defenderse de otros núcleos cercanos, que quieran atacarles y/o invadirles para arrebatarles sus bienes. En resumidas cuentas, comienza el concepto de “SUPERVIVENCIA DEL GRUPO” y no de la persona individual.

Como no todo el mundo es premio Nobel de filosofía, los líderes de los poblados, ciudades, naciones, etc… Se dieron cuenta muy rápido que la mejor manera de imponer leyes a su gente, era el uso de la Teocracia, es decir, imponer al líder por deseo de su dios que, al mismo tiempo, es quien dicta las leyes y quien castiga a quien no las siga

54224

¿Y ÉSTO QUÉ TIENE QUE VER?

Cuando una sociedad está en proceso de desarrollo y quiere crecer y expandirse, los “listos” del grupo, van a desarrollar una serie de normas, leyes y prohibiciones que favorezcan dicho desarrollo para que el caos no amenace con borrarles de la faz de la tierra (ésto también viene a cuento del concepto de identidad comunal como nación)

Vale pero ¿Y QUÉ?

Si pensamos por ejemplo en el Judaísmo, el cabrón de Moises tuvo al pueblo de Israel dando vueltos cual maricón en una feria, durante cuarenta años por el desierto en un entorno duro y sabiendo que el proyecto que tenían en mente imponía la necesidad de conquista de territorio y expansión demográfica en condiciones de vida extremas.

145

La tribu de Leví, se toma las molestias de redactar el Levítico, donde se explica con detalle como se debe vivir de acuerdo con la ley de Dios y, si nos damos cuenta, es un simple compendio de normas centradas en sanidad, comportamiento social y enfoque de relaciones sexuales productivas para parir el máximo número de minijudios sanos en el menor tiempo posible ergo, por el culo no da minijudios…

Para todo aquel que le eche un vistazo, no solo se prohibe ser un sodomita sino también follarte a tu prima o madre, comer marisco (para evitar intoxicaciones), te explica como tejer, cocinar, sacrificar el ganado, limpiar tu casa, etc, etc etc,…

 

El problema no es que esto ocurriera hace 3000/4000 años.

EL PROBLEMA es que, 4000 años más tarde, nos empeñemos en mantener el mismo sistema  cuando el modo de vida es diametralmente opuesto (estamos superpoblando el planeta)

eedad

Antecedentes de laxitud social (Para los de la LOMCE, ejemplos de países donde la gente no se queja cuando eres rarito)

 

Todo le mundo pone a Grecia como ejemplo de cultura permisiva hacia la homosexualidad cuando, realmente, eran los más machistas y homófobos del mundo mundial…

631

Me recuerdan mucho a la doble moral de la cultura japonesa.
Cuando eres joven, si no haces mucho ruido, fóllate lo que quieras, pero luego te me casas ya que tu obligación como hombre es mantener el apellido familiar generación tras generación..
Pues algo similar con los griegos, con un toque aun más sórdido.

La mitología griega crea el mito religioso del rapto de Ganímedes, un príncipe adolescente troyano del que se enamora Zeus, quien decide raptarlo sin miramientos y llevárselo al Olimpo para que sea el copero de los dioses forever and ever mientras le ponen mirando para Siracusa cada vez que les pica el pito…

El griego, usa este mito para justificar un acto social muy típico. Cuando tu hijo cumplía 12/13/14 años, tus padres pagaban a un madurito militar retirado para que te hiciera un rapto ficticio, te llevaba a vivir con él y te preparaba para hacer el servicio militar y ser un “hombre”. Resumiendo, te convertías en el culo de un pureta durante unos años hasta que te salía la primera sombre de barba…O lo que es lo mismo…PEDERASTIA  A TUTIPLEN…

zeus-ganimedes-prometeo-Christian-Griepenkerl
Luego de adultos, hacían exáctamente lo mismo. Vivían con sus mujeres, tenían hijos, familias “normales” y luego se escapaban a las palestras con sus compis a mariconear y pagarse niñatos para follárselos en la intimidad de un entorno privado para luego volver a sus casas con sus amantísimas esposas…

De las pocas cosas inteligentes que hicieron los griegos fue permitir la homosexualidad abierta en su ejército y es que, si tu churri iba contigo a la guerra y estaba en peligro, tu ibas como una verdulera a arrancarle los ojos al enemigo si se atrevía a tocarle…

452202

¿Y ENTONCES QUÉ?

Hay auténticos antecedentes históricos de permisividad sexual como son el antiguo Egipto o Mesopotamia donde daba exactamente igual si eras maricón, bisexual u Omnisexual como Enrique Búnbury.

Si te molaba ir travestido por la calle o lo mismo comías carne que pescado, era tu problema y a los demás les resbalaba ¿Por qué?
Eran sociedades que habían crecido mucho, más que suficiente como para asentarse cómodamente en su entorno y, culturalmente, estaban lo suficientemente evolucionados como para que funcionaran independientemente. Al mismo tiempo, había una balanceada bonanza económica a través de las décadas y un nivel medio alto de “educación social” de sus ciudadanos. (Todos los que habéis visto la película de Alejandro Magno, os acordaréis de Bagoas, el concubino del rey Darío que es “adquirido” por Alejando cuando toman Issos y pasó a ser su amante)

2211

Roma, que era heredera moral y social de Grecia, se vuelve mucho más permisiva y relaja los comportamientos (De nuevo, un imperio grande y en expansión cuya principal preocupación no es la natalidad)

No eran una nación “queer” pero, desde luego, la homosexualidad no era perseguida con fuego y látigo.

La historia preciosa pero repito ¿Y ENTONCES QUÉ?

 

Pues el problema es que estamos manteniendo o “queriendo mantener” un STATUS QUO que proviene de un modo de ver el mundo hace como poco mil años o más y que, obviamente, está obsoleto y es que, ya no necesitamos que las relaciones sexuales entre nuestros ciudadanos tengan únicamente un propósito reproductivo.

 

La necesidad antropológica del ser humano de meter todo lo que ve en el mundo dentro de una caja con una etiqueta es muy peligrosa cuando no solo nombramos las cosas, sino que las juzgamos moralmente (sobre todo cuando la crisis ideológica de la raza humana es perenne)

OBVIAMENTE, cuando se vive en sociedad, hay que tener una serie de normas básicas que impiden la anarquía y el caos ya que, eso nos llevaría a la extinción probablemente (y que conste que personalmente me da lo mismo si nos extinguimos…) pero, el problema, es que, la normativa y su modificación siempre va arrastrada y retardada con respecto a las necesidades de la propia sociedad.

Por supuesto, la propia historia nos ha mostrado que el ser humano es gilipollas y prefiere estar jodido a probar algo nuevo (aquello de la destrucción del Status Quo o, para los de la LOMCE “Yo voto a los del PP porque aunque nos roban los otros a lo mejor son peores…”)

 

Claramente es un proceso evolucionario que implica que el ciudadano sea el que piense, discurra y concurra en que la sexualidad, como cualquier otro comportamiento social, es lo suficientemente complejo como para etiquetarlo tan específicamente (y aquí también critico a la comunidad “LGTBIQ…………” (que a este paso la bandera va a ser el catálogo de Pantone) y que, dentro de unas “normas lógicas” de protección a la “persona humana” (me encanta este término absurdo que le oí por primera vez a una profesora mía en el instituto) hay que ser permisivo con la intimidad de cada uno y que, la diversidad de cualquier tipo, no hace peligrar la estabilidad y que POR SUPUESTO es absurdo marcar la moral de una nación en libros de ficción como la Biblia, la Torah o el Coran, en vez de en la razón y la lógica. Aquella frase de madre cuando el niño sale del armario “Niño, si tu eres feliz, eso es lo importante”

 

 


Sobre el autor

David Miralles

Desde las tierras planas