A ver si nos enteramos ya: Halloween NO ES AMERICANO!

Desde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a “Todos los Mártires”. Tres siglos más tarde el Papa Bonifacio IV (615) transformó un templo romano dedicado a todos los dioses (panteón) en un templo cristiano dedicándolo a “Día de todos los Santos”, a todos aquellos que los habían precedido en la fe. La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de mayo, pero fue el Papa Gregorio III (741) quien la cambió de fecha al 1 de noviembre, que era el día de la “Dedicación” de la Capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma.

giphy (6)

Más tarde, en el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la Fiesta de “Todos los Santos” se celebrara universalmente. Como fiesta mayor, ésta también tuvo su celebración vespertina en la “vigilia” para preparar la fiesta (31 de octubre). Esta vigilia vespertina del día anterior a la fiesta de Todos los Santos, dentro de la cultura Inglesa se tradujo al inglés como: “All Hallow’s Eve (inglés: All Hallow’s Eve, «(Vigilia de Todos los Santos» )?. Con el paso del tiempo su pronunciación fue cambiando primero a All Hallowed Eve, posteriormente cambio a All Hallow Een” para terminar en la palabra que hoy conocemos “Halloween”.

 

Con este nombre se  solapó  una festividad pagana mucho más antigua, practicada en toda Europa ya 3000 años antes de que apareciera el cristianismo dedicada al dios de la muerte, al año nuevo celta y a la veneración de los difuntos familiares SAMHAIN

Samhain es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta su conversión al cristianismo, en la que se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Fin de año/Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo

Con respecto a la tradición celta en España, en Galicia para ser exactos, Rafael López Loureiro, maestro de escuela de Cedeira (La Coruña) fue el responsable de redescubrir esta tradición y comprobar que existía por toda Galicia hasta hace menos de treinta años. Además, también comprobó su pervivencia en el norte de Cáceres, alrededor de la zona en la que están situadas las aldeas de habla gallega, y en zonas de Zamora y de Madrid. Además, este estudioso analizó la relación de la costumbre de las calabazas con el culto a la muerte y a semejanza con las tradiciones hermanas de las islas británicas. Hasta llegó a detectar peculiaridades como la de Quiroga (Lugo), donde la calabaza tallada se seca y se conserva para usarla como máscara en el Entroido. Su trabajo sobre esta tradición, recogido en el libro “Caliveras de melón” (calaveras de melón) y en otra de posterior aparición, empezó aun ahora a llamar la atención de los antropólogos.

Hoy en día se sigue celebrando año tras año el Samhain (Samaín en gallego) en gran parte de ciudades y pueblos de Galicia, como Vigo, Ferrol, Cedeira, etc.

Al igual que la tradición de los caramelos con los niños es una evolución de una anterior en la que se ofrecía alimento a los espíritus de los antepasados, la costumbre del disfraz proviene de las procesiones religiosas de los sacerdotes vestidos como ánimas o espíritus, o como “mofa” de las personas a la creencia  de que esa noche las puertas del infierno y todos los seres que en él habitaban tenían bula para visitar la tierra… Hago un pequeño resumen de los puntos principales.

La linterna de Jack o calabaza iluminada:


Eran nabos hasta llegar a los EEUU. Los druidas tallaban tradicionalmente las linternas que usaban para los rituales dentro de nabos. El nabo europeo es más grande que le nabo americano (los europeos lo tenemos más grande…) ergo, cuando se llegó a EEUU se tuvo que usar algo distinto para dichas linternas y se comenzaron a usar calabazas

Los disfraces de monstruos

Tradicionalmente, la creencia relata que durante esta noche, el velo entre los dos mundos es prácticamente inexistente y que, por tanto, los seres del infierno y del más allá pueden campar a sus anchas por el mundo. Algunos de ellos podían ser peligrosos y, los druidas, tenían que ir desde el poblado hasta el bosque sagrado para realizar sus rituales. Así que decidieron hacer algo muy lógico. Disfrazarse de seres monstruosos para pasar desapercibidos camino al bosque sagrado por si se cruzaban con alguno

La recogida de caramelos

¿Por qué caramelos? Si buscas en internet, hay mil leyendas urbanas. Una de las más famosas era el de las brujas que iban reclamando niños en Halloween para sus sacrificios y se los llevaban en un saco hasta que un año les dejaron un saco lleno de caramelos y les gustó tanto que dejaron el canibalismo satánico para pasarse a los ositos de Hariboo
La realidad más probable es una simple evolución de la costumbre de ofrecer ese día alimento a los difuntos. Con el famoso “velo” diluido, era fácil para los familiares fallecidos  volver a casa para visitar a su querida descendencia (pensemos que en la antigüedad se consideraba a los muertos como protectores de la familia). Por poner un ejemplo, se solía montar la mesa para cenar con un servicio extra vacío en honor a los difuntos

 

Así que señores…señoras…cojones!!!! no digáis más que es una festividad Yankie y que es un truño americano comercialista porque está tradición, particularmente en España, estaba antes que los toros, las sevillanas, el gazpacho y la paella…Ale…

ya me he quedao tranquilo XDDDDDDDDDDDDDDDD


Sobre el autor

David Miralles

Desde las tierras planas