Sujétate las bragas que llega el príncipe Harry

Sobre todo si estás en ese momento que el reloj biológico te hace chof chof y/o consideras que los hombres que pueden jugar con tus hijos, y no lo digo por nadie, tienen puntos extra de follabilidad. Atentos al momentazo de una criaja que decide compartir la bolsa de palomitas del príncipe Harry (o sea, el más buenorro de esa escombrera que es la familia real británica).

¿Cómo te quedas, Mari Carmen?


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.