Mariah Carey: bienvenidas a mi closet

Hay algo que nunca imaginamos que íbamos a vivir, caris. Y el momento ha llegado gracias a Vogue.

¡¡Bienvenidas todas al armario de Mariah Carey!!

0.04 Hay una foto de Mariah besando a una mopa.

0.06 Mariah te invita a champán en la copa de cuando su Primera Comunión.

0.08 Podemos observar que lleva el cuello pintado de marrón para resaltar la cara y disimular la papada. Y no le sale.

0.11 Ha guardado todos los vestidos que no se puede poner desde 1993.

0.13 Mariah tiene mucha chaqueta blanca y negra. Sospechamos que es camarera actualmente. O crupier. O servidora de horchata.

0.14 Se ríe porque le gusta la horchata.

0.16 Se observa un traje rojo con transparencia de falsa desnudez que clama: ¡¡SOS, QUE NO SE ME PONGA!! A su derecha los uniformes de cuando Mariah trabaja de tu regla y la de todas tus amigas.

0.17 Mariah señala con un dedo y está sacando pecho. Eso es que tiene ganas de que la cojas en brazos. y cantarte en tono delfín.

0.18 La señora acaricia vestidos de tergal como afición. También los lame. Eso sustituye tener mascotas. A las que también gusta de lamer.

0.21 “¡¡BIENVENIDOS A LA COLECCIÓN DE ZAPATITOS DE LOS BEBÉS QUE ME HE COMIDO!!”

0.30 Mariah y sus chancletas de ir a comprar el pan por Paracuellos del Jarama.

0.35 “En ese bolso rosa me cagué un día que iba precisada en el metro cuando venía de cantar la canción de la Navidad. Soy así de diva”.

0.47 “Para ver ese bolso negro necesito las gafas porque no me sé los colores. Hay de cerca, de lejos, de delgada, de agaporni, de mamadora, de murciana… Luego tengo un montón de gafas iguales. Las gafas de pensar”.

0.49 “Un día se me hinchó un ojo después de un trallazo de cristal, cari. Una y no más, Santo Tomás”.

1.03 “Sácame en un plano en el que no se me note la faja ni parezca un reloj de arena de luto”.

1.18 El chico fue el que tuvo la idea de ponerle el cuello marrón. Quita rápidamente las manos por si hay bocao. Kim Kardashian le atusa el pelo.

1.25 El espejo tiene un lefazo. Mariah tiene unas uñas postizas que usa exquisitamente para abrir almejuelas y mejillones.

1.37 “Me paseo por mi armario, que es más grande que tu casa entera, con esta melena natural de paja de primera ley”.

1.53 Mariah nos enseña el puesto del mercadillo del jueves. Afirma que las bragas a 50 céntimos no son de peor calidad solo porque no lleven etiqueta o no tengan refuerzo en las chocheras.Todo esto sin pestañear.

2.01 Aquí huele a chocho colgón. “Yo soy muy fan de Dakota. De la cárcel se sale pero del armario de Mariah Carey no, nenas”.


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.