¿Cuál es el primer personaje LGBT que recuerdas?

A ver, creo que el primer personaje gay que recuerdo en televisión era la canción Maricón de España de un especial de Nochevieja de Martes y Trece. Y la verdad es que no me enteré mucho. Fue un poco antes de que me empezara a picar la colita cuando veía las páginas de ropa interior de los catálogos del VENCA que recibía mi abuela. Y dicho esto puedo afirmar con rotundidad que tengo 26 años.

Hilde

Pues como yo era un niño raruno que veía la tele de noche, y sobre todo veía la 2, pues me tragaba todos los Metrópolis del mundo y demás maravillas televisivas de los 80. Así que no tengo una primera referencia gay como tal, sino que se fueron solapando: Bowie, McNamara, Divine, John Waters, Almódovar, Amanda Lepore, Village People… ahora que lo pienso… tengo un pasado demasiado kistch.

Flor de Pavimento

via GIPHY

Recuerdo estar en la casa de unos vecinos con un porrón de gente porque se habían comprado la tele en color. Ponían el programa de Jose María Iñigo y de pronto presentaron a Miguel Bosé que tomaba la alternativa musical. Cuando el chavalín salió (porque era un chavalín) moviendo las caderas en gestos esposmadicamente plumiferos, en el salón empezaron a decirle de todo y nada bueno. Una barbaridad detrás de otra que me marcó y me hizo sufrir durante muchos años porque me decía “yo no quiero ser así”.

MM

No tengo ningún recuerdo claro, y mucho menos positivo, de un personaje gay en mi infancia o preadolescencia. Creo que algún personaje aleatorio en una sitcom norteamericana ochentera, donde saldría el típico tío lejano que viene de visita a casa de los protas y se descubre que es gay y tiene el sida… Eran los ochenta. A eso únele El silencio de los corderos o el mero hecho de la llorera que me pegué con unos cuantos amigos y amigas del instituto al salir de ver Philadelphia, mirando al único gay declarado del grupo y pensando que, por el mero hecho de serlo, moriría de la misma forma que Tom Hanks… Eran otros tiempos, otra época, pero viendo lo que nos va a tocar vivir, autobuses mediante, no es tan lejana ni tan desfasada…

Si hablamos de algo más positivo, destacaría a Mística de La Patrulla-X, por tener una sexualidad más fluida que su propio físico: lo mismo te enterabas de su parentesco con Dientes de Sable, que te quedabas picueto con las palabras que le dedicaba a Destino… Y ahí la tenías, EMPODERADA (asco de palabro) con su pistola.

Skyzos

via GIPHY

Mi primer personaje GLBT+ fue una paradoja. Yo era un crío, estaba hojeando una revista del corazón de mi madre y vi un reportaje fotográfico con entrevista a Jesús Vázquez. Fue mucho antes de que él saliera -mejor dicho, le sacaran- del armario. Pero yo vi las fotos y dije: “coñe, he aquí uno como yo, pero con abdominales”. ¿Y qué tiene esto de paradójico? Pues que ese el primer y último momento de sentido gay que he tenido en mi puta vida. Soy un negado del Gaydar. Y para una vez que me sale, voy y lo desperdicio con un personaje inalcanzable del famoseo…

El Científico Loco

Pitufo Vanidoso es el primer personaje que recuerdo, que asocio a lo queer, al mariconismo y a la crueldad humana. Y me explico: de niño la serie de dibujos animados Los Pitufos era una de las habituales en nuestras ochenteras casas. Aunque por aquel entonces yo ya tenía pelillos en los huevos. El caso es que en el colegio me empezaron a llamar Pitufo Vanidoso. Yo no entendía nada porque ni era azul, ni vestía con medias blancas, ni llevaba conmigo un espejo en el que mirarme todo el tiempo. Hasta que un día un ilustrado me soltó: “eres más maricón quel Pitufo Vanidoso”. Ahí entendí todo. Entonces odié a muerte este personaje. Hoy me volvería loco por llevar una camiseta estampada con su figura…

Mocico Viejo Official

via GIPHY

De pequeño me encantaba La Sirenita y estaba cautivado con Úrsula, cuyo diseño estaba inspirado en la gran Divine y que casualmente en español fue doblada por una transexual llamada Serena Olvido. El argumento también se las trae: una travesti amargada engañando a una joven pececita para que entregue su voz a cambio de unas piernas, igualito que lo que pasaba en la consulta de la falsa cirujana Marisol en El Raval.

Fer Birkin

Mi primera vez que recuerdo es viendo la serie Dawson Crece. Jack, el personaje que, para mí, primero salió del armario. Jack McPhee (¿os suena?), el personaje que sufría porque no quería ser gay por no defraudar a sus padres… Jack, el personaje que, en uno de los momentos más históricos de la televisión en U.S.A. (fue el primero en prime time de EE.UU.), cuando creía que la cámara haría un travelling y no nos enseñaría el momento… Jack besó al hombre del que estaba enamorado. Y no un beso de un segundo, ni un pico, ni algo disimulado. No. Un beso en el que él (y la televisión) daban un paso al vacío y se lanzaban a mostrar un amor que no era el heterosexual. Will (de Will&Grace) y su amigo se dieron un pico unos momentos antes, pero fue para llamar la atención de la televisión (en la serie). Pero Jack McPhee fue el primero que, en pantalla, dijo “Te quiero” y le plantó un morreo a un chico. Medianamente mono, por cierto. Ese fue el momento que me marcó para siempre.

Flanagan McPhee


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.