Un nuevo tecnopop sale del armario

Querida y moderna amiga: deja lo que estés haciendo en este mismo momento. No es una orden, es un consejo. Deja de dar puntadas inconexas en tu bastidor; vuelve a meter el ajuar en el arca, quita la telenovela, páralo todo. Ya volverás a las cosas de provecho. Te proponemos tres ejemplos básicos de cómo aprovechar (bien) tu vida. Tres formas de sentir que lo que estás haciendo es bien, muy bien y que encima tengas la certeza de que eso va a beneficiar a la humanidad. Escuchar música no es cosa baladí, no, y hacer de ésta tu profesión conlleva mucha responsabilidad.

A lo que vamos. El tecnopop más genuino, ese que destrozaron en los 90 unos OBK o Viceversa cualquiera, esa música hecha con sintes y bien de Melodine, para afinar unas voces imposibles (por diferentes), esas poses irreverentes, esas letras profundas…SÍ amigas, esa música ha vuelto a salir del armario. Y lo mejor es que parece una moda que viene para quedarse. Nada de reinvenciones, no es necesario. Con creérselo ya es suficiente.

yofer

El primer ejemplo es el de este dúo catalán. Neoforic; vienen de la misma comunidad que los de la “piel morena” y las “historias de amor”. Son dos y uno canta y el otro no. El vídeo de “No hay más leña que la arde” no tiene desperdicio. Hay que reconocer los huevazos que le echan. Lo que no entendemos es por qué se empeñan en mirar a cámara como si nos estuvieran perdonando la vida mientras Terelu Campos y Pastora Soler les hacen la coreo.¿Las miradas intensas remarcan el mensaje que nos quieren transmitir? Por cierto, ¿de qué hablan? Todos sabemos lo difícil que es, actualmente, hacerse un hueco en el mundo de la música pero con esa actitud, mal vamos. Les hemos visto eliminar en redes (y gritarlo a los cuatro vientos) a gente “subida, endiosada, músicos prepotentes, poco interactiva con ellos, etc”. A ver, criaturas, si subes una publicación sobre tu proyecto a Facebook y etiquetas a todo dios sin pedir permiso y ves que no hay respuesta y que la mayoría del personal no te ha mandado a tomar por donde gotea el jarro, por aquello de la educación, no te lo tomes a mal. Piensa en qué estás haciendo. Te lo dice uno que pecó de eso, y mucho más, en redes sociales y que salió escaldado. Humildad, algo que se aprende. Lo de cantar ya es más complicado. Pero hay que seguir insistiendo, seguir trabajando en ello, aprovechar el talento que os brinda la vida, porque público hay. Ánimo pues.

Yofer es un artista, con todas y cada una de las letras. Él cabalga solo (porque dos ya sería la hostia) pero su concepto musical no se aleja mucho del popi electrónico que nos ocupa. Que conste que soy un músico fracasado por lo tanto mi criterio cuenta poco a la hora de desgranar los pormenores de la producción, que bastante tienen los pobres (productores) con abordar ciertos proyectos. La evolución estética del chico sí que merece un capitulo aparte porque desde este “No”, al siguiente vídeo, “Abandonado”, descubrimos que la escalada de eyeliner no es fruto de la casualidad, no. Aquí se busca crear un personaje que arrope las notas musicales, las melodías. Que hay que vestirse como una diva Dothraki, uno va y se viste. Otra cosa es que la imagen que quieras dar en el videoclip tenga que ver con lo que cantas. Y a vueltas con las poses y la coreografía, seguimos echando de menos alguien que le (s) guíe. Lo importante, repetimos, es creer en ti. Eso hará que los demás nos tomemos en serio lo que haces…

VJOE es nuestro favorito. Poco que añadir porque de complejos nada, de esconderse menos aún. Sabe dónde está y lo que quiere transmitir. Enseñar pezón, comerse un plátano, un poquito de pluma (no más plumofobia, por favor), bearbie de carnet, orgulloso de su universo osuno, pecho peludo y canciones eurovisivas cien por cien. Y de amor, por cierto. Tan perfecta la producción como su barba. Tan bonico que dan ganas de llevártelo a casa a enseñarle unos pasos de baile sin desbaratar la cadera. Y es que esa parte artística es denominador común en esta nueva movida: lo de bailar como que no. Pero VJOE mola porque “parece” que va de frente, sin dobleces. Es pura electricidad y tecno…y pop también.

teaserbox_1502720

Y hay muchos más ejemplos, artistas a los que seguir de cerca. Por lo tanto habrá más capítulos. Vaya por delante que no hay burla que valga en este post ni intencionalidad alguna de ofender. Hay que ser muy valientes, tener muchos cojones (y pocos amigos) para salir a la palestra musical de este país,de esta guisa, y triunfar. Hoy no hay término medio: o eres indie y suenas a lo mismo que Vetusta Morla, Second y Viva Suecia o eres un Alborán, Sanz, Martín o perreas como una demonia de la noche o no eres nadie. Pero nadie, de verdad. Por eso no hay que tomárselo todo tan en serio, hay que divertirse desde abajo, con la mayor de las paciencias y voluntades. Y si nadie te hace caso en páginas de prestigio musical (en esta sí, ojo), si no te dan likes en Facebook o Instagram, si alguien tiene la osadía de hablar de tu música, así como servidor… haz limpieza: borra lo superficial de tus redes, elimina, extermina, hazles una canción.


Sobre el autor

Mocico Viejo Official

Amante y amigo. A punto de abrazar la fe, pero a punto a punto. Viajero incansable y buscador de tesoros. Mocico andaluz y rabioso.