Dime cómo es tu foto de Tinder y te diré cómo eres

Llevo casi un año usando Tinder. Si tú también lo usas, sabrás que los peligros son mayúsculos y siempre están presentes. Da igual el tiempo que te hayas tirado hablando con esa persona antes de la primera cita, lo mucho que le hayas stalkeado, la cantidad de veces que lo hayas perseguido sin que él o ella se dieran cuenta. No importa. Da absolutamente igual. No importa que hayas solicitado sus antecedentes penales o psiquiátricos o que hayas raptado a su madre o algún ex para extraer la máxima información. Las probabilidades de que quedes con un loco del coño son igualmente exponenciales. Hasta ahora.

Porque he elaborado una teoría en función de mis experiencias que nos puede ayudar a mantenernos lejos de esta gente. Te va a aparecer increíble, pero todo está en la foto del posible pretendiente. Aquí expongo un decálogo que te va a permitir saber cómo es esa persona psicológicamente con la que barruntas quedar solo fijándote en la información que te aporta su foto de perfil.

 

15578966_1197506893672694_7650254686570372906_n

 

– Foto de paisaje. Mira, se cree espiritual, se cree místico, se cree que es todo suyo lo que pisa, mas cada roca, árbol, criatura, tiene vida, tiene alma, es un ser. `A la izquierda´.

– Foto con su amiga, dos borrachas mundiales, bebiendo copas y meando entre dos coches en Malasaña:`A la derecha´.

– Foto junto a su ex con la cara pixelada: Joder, a la izquierda, a la izquierda, a la izquierda. Next. Next a su vida.

- Foto con un estetoscopio: Seguramente no sea médico, a lo mejor es auxiliar de enfermería, a lo mejor es el que limpia el hospital, o a lo mejor solo está en una despedida de soltero disfrazado, pero se le ve proyección, interés y siempre te queda la duda de que quizás sea médico. `A la derecha´. 

– Foto con una frase de la generación Beat: Es un Andrea Levy de la vida, que va de modernito, de que escucha a Lori Meyers, de uy qué indie soy, pero le pirra el Hormiguero y vota a Ciudadanos y eso se nota, se huele, se ve. Así que `a la izquierda´.

– Foto de un taxi en Nueva York: El paletismo y la vergüenza ajena se dan la mano con alegría para quedarse en una instantánea, en un mannequin challenge eterno como ofrenda de amor. Nada, `a la izquierda´.

– Foto con un instrumento: Va de comprometido porque acude todos los martes a las reuniones de Podemos Igualdad en esa ludoteca de Lavapiés. Pero tiene asperger emocional y es un condescendiente, un paternalista, un rigorista de mierda, pero mejor mándalo `a la derecha´ porque tú también tienes lo tuyo.

– Foto con gafas de sol: Venga, va, juguemos al Tinder Sorpresa, `a la derecha´.

- Foto en el gimnasio: ¿En serio? La originalidad de esta persona no es precisamente su punto fuerte. Es básico, primario, normativo, instintivo y por tanto empotrador. `A la derecha´.

– Foto en un gran jardín: Estás entre los 56 y los 62 K anuales y quieres que yo lo se sepa y yo lo sé y`a la derecha´.

Espero que os sirva. Mucha suerte, ¡y a jugar!

 


Sobre el autor

Toni Tovar

Tengo sitio.