Citas atroces 3: La voz de su amo

Ay…. pues sí, como decía la canción “tropecé de nuevo con la misma piedra”; una que es muy antigua, pero reconócelo Maricarmen, tu también te has desnucao más de una vez y encima sabiendo que ibas cuesta abajo y sin freno. Aún a riesgo de perder la ortodoncia que te costó una pastizal en Vitaldentis, pues tu vas y te la pegas de nuevo; así me pasó otra vez…

piedra tropiezo

Esta vez tenía pinta de novio formal, pero de los de formal de toda la vida, con pedigrí y todo, de los que se presentan a los padres y hasta a las amigas más viperinas, pues de esos. Un moreno con ojos verdes como el trigo verde, y al verde verde limón (te lo he dicho que soy muy antigua y un tanto folklórica)

mT4BmBgOTv5WE

El caso es que todo iba muy bien, iba…. hasta el momento cama… al principio bien, todo muy correcto, muy  de uhy que bien todo, que ratito más bueno hemos pasado, y se ha quedado buena tarde, súbete las bragas que viene el de seguridad… Vamos, lo normal.

El caso es que al poco tiempo ya empecé a notar algo digamos… peculiar… y es que al principio, Uno, no basta. y dices, pues bueno, a darlo todo, pero es que Dos, nunca en suficiente, Tres es impar y me viene mal, Cuatro, ya tenemos para jugar al parches y 5 tiene una rima fantástica que ya que estamos metidos en faena, pues al lío… ¡¡Y claro ahora dirás pues no es para tanto!!! Ya ya, macho man, que levante el pubis el que ha pasado de 5 sin terminar con el miembro como un espetec de Casa Tarradellas o como el mango de un Joystick. Todo eso, sin que la criatura experimentase lo que los franceses llaman le petit morte…. Nada que como cantaba Formula Abierta: “más, yo quiero quiero más, de lo que tu me das….” un horror.

l41YtZOb9EUABnuqA

Pero es que, en un arranque de salud mental y física mía, por que tenía aquello “en carne viva” como cantaba Raphael, le dije: “oye, y si jugamos con un dildo” Ay madre!!! Se abrieron las puertas del campo…. LITERALMENTE. Ahí cabía la compra semanal del Carrefour y me quedaba espacio para la thermomix. Nunca entendí la expresión “Ancha es Castilla” hasta que vi aquello (inciso, es castellano manchego)

9O1J7ysnTSpQA

Pero bueno, al menos, entre oca y oca y tiro por que me toca, pues voy rellenando el pavo que esto es como el bolso de Mari Poppins, que no tiene fin.

14fohwQfvF7WEM

Pero ahí no quedó la cosa. En aquellos tiempos, yo me acababa de comprar un estudio super cuqui en el centro, para más info: bajo interior a un patio de vecinos. Con sus paredes encaladas y sus geranios reventones.

El caso es que el susodicho, además de su increíble capacidad para el aguante y el relleno, cosa admirable y en otros tiempos dignas de ser admiradas en el Circo Ringling; también tenía orgasmos operísticos…. Vamos, que gritaba como un elefante en celo, que tampoco es que haya escuchado a muchos pero aquello era una cosa descomunal. Pero como yo estaba en mi casa, pues oye… Que el crío se desahogue que eso es bueno…. Bueno, hasta que apareció el presidente de la comunidad en mi puerta!

I4hvxPEWSbq5q

El momento no sé si fue mas duro para el pobre hombre o para mí, el caso es que me pidió, muy amablemente, eso sí, que si podía intentar no hacer tanto ruido, por que como estaba en el bajo, el patio hacía embudo y llegaban los gritos hasta los áticos… 5 plantas!!! Y mis vecinos ya conocían todo el repertorio de mi Pavarotti amatorio, incluidas terminología amorosa: cari, cuqui, etc… (el horror) pero también todas las barbaridades salidas de una película porno checa de los 70…. Imagínate cualquier burrada, pues mas….

6Ub6zQkHUlDNe

Claro, teniendo en cuenta que la media de edad de mi edificio ronda la quinta de Maria Teresa Campos… aquello era un escándalo y yo me veía cualquier día quemado en mitad del patio en una hoguera, cual hereje del pecado.

Así que decidi poner cartas en el asunto, para evitar el disgusto a mis jubiladas del bloque, y en la siguiente visita del morenazo, cuando vi que aquello iba subiendo de decibelios, no se me ocurrió otra cosa que METERLE MIS CALZONCILLOS EN LA BOCA!! Eso para él fue el sumum del morbo, o yo que sé!! El caso es que empezó a gritar cual quinceañera en un concierto de los Gemeliers, y a dar botes como la niña del exorcista, hasta tal punto que rompió una viga del altillo donde tenía el dormitorio…. Esto es verídico.

 

8OoV37P1lOGTC

Al día siguiente, temí por mi vida cuando salía de mi casa para hacer la compra… Así que entre eso, y que me tenía destrozado vivo y que veía que aquello cada día iba a más… Pues decidí cortar la relación.

xlGYf1RUbYYes

El pobre lo pasó fatal, no sé, tendré un imán o algo, o vete tu a saber. Yo aproveché para hacer una cura de relax y regeneración cutánea por que me tenía despellejao vivo.

Con el tiempo me lo encontré ya convertido en un alto ejecutivo trajeado, muy serio y muy formalito, como lo fue siempre, pero claro… Nunca pude sacarme de la cabeza esos gritos y esos calzoncillos revoloteando por el aire cual bandera mordida por un soprano enloquecido.

 3otPoSCWdJVFTkn5Di


Sobre el autor

Flor de Pavimento

Cuando no sepa qué hacer, me sacaré una teta.