“Get out” ; terror negro

Get out ha sido el bombazo de la última temporada en USA en cuanto a cuestiones terroríficas se refiere. Es el típico largometraje de miedo que gusta a los no aficionados al género que menos se premia en el mundo. Es decir; un rollete hipster pelín pretencioso que posiblemente la sitúe en la liga de Babadook, It follows, la nórdica con remake USA Déjame entrar y otras por el estilo.

26gsv1iextbg5Gm5O

A las otras posiblemente no las salvaría de la quema y sin embargo a Get Out, sí. Por varias razones. La primera porque  tiene una posible lectura en varios planos y aparte del terror (que en realidad mucho susto no da) se puede disfrutar como una comedia. Pero una comedia negríiiiiiisima. Y sí, los chistes oscuros van a abundar en este texto para estar a la altura de la película,, alcanzando mi sentido del humor altas  cotas de chusquerío, ordinariez y cuñadismo variado. Aún más, quiero decir. Y es que el argumento gira, principalmente, en torno al racismo y la lucha racial entre negros y blancos. El desencadenante, la visita de una pareja de novios interracial a los padres de ella, la niña rica y blanca emparejada de un negrito que aparentemente está enamorado, pero cualquiera sabe.

l0ExgBytmj4mv8GZy

Cuando el chaval llegue al casilicio que tiene la familia, descubrirá a unos padres que parecen normales pero no, a unos sirvientes (negros) de lo más inquietante y a unos vecinos y familiares que no dudan en ser ejemplos de los tópicos más rancios y chungos relacionados con el racismo. Y ahí reside la risa; la manera en que el guión se enfrenta a todos los tópicos posibles con la gente de color. Todo eso transcurre durante casi tres cuartos de hora donde el terror no aparece ni te lo imaginas,de ahí que los muy impacientes mejor será que se queden en casita porque no les va a compensar.

get-out-movie-afrosapiophile-12La película es mejor cuando menos en serio se toma a sí misma y consigue llevarte a su terreno y lo admites todo, hasta el disparatado desenlace final (que pese a que el umbral de credibilidad salta hecho añicos) te entra como si tal cosa. Llámalo efecto vaselina. En cualquier caso, la disfruté. La critica la ha aclamado y aunque yo le vea unos costurones que me chirrían y mucho tufo a un clásico de terror de los setenta (que no puedo desvelar sin spoilers) reconozco que  es honesta y te hace pasar un buen rato con los güevos en el galillo. Además tiene hallazgos buenísimos; tanto, que si vuelves a aguantar una taza de porcelana a tu lado sin tirarla a la basura o huir como si hubieras visto al diablo, será milagro.

Get-Out-tea

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.