O Francesco o Salvador

Vistas las semifinales y como van las casas de apuestas, parece que Eurovision es cosa de dos. Dos países latinos; Portugal o Italia, que presentan dos temazos incontestables… ¿Incontestables? ¿Seguro? Con Eurovision nunca se sabe. Ambos coinciden también en tener una imagen muy particular y que sus canciones salen de lo habitual de lo festivalero.A ti te toca decidir y como tengo un claro favorito, te destaco cosas buenas y malas de ambos aunque se me va a notar lo poco objetivo que soy.

Francesco Gabbani

A favor:

-Una carrera ya consolidada en su país, que incluye un nuevo single recién salido del horno.

-Una canción tan pegajosa que parece hecha de resina . Una letra fuera de lo habitual y los ochenta y seis millones de visitas en youtube que convierten a la canción en la más vista antes del resultado de la historia del festival. Casi na.

-Una representación italiana reconocible como italiana. Muuuuy italiana. Voz rota, cantante no guapete pero resultón, canción en el idioma del país, pero con palabros internacionales reconocibles en todos los idiomas.

tumblr_olbwrn4L2e1v2bs0io1_500

-Sus veinticinco razones no musicales.

-Una canción que ya ha hecho su recorrido antes del concurso y a la que el público general no eurofan ya conoce. Y eso es muchísimo.

-Es inmediato. Un tema que entra a la primera escucha y un artista que hace gracia de primeras; eso es fundamental en un festival que el sábado verán millones de personas que no saben nada de ninguna de las canciones.

 

En contra:

-Una puesta en escena que se queda sosa en directo acompañado sólamente por el famoso mono desnudo. Gabbani no llena el escenario y se echa de menos el grupo de música que le acompañaba en el vídeo. Sobre todo el batería, que madremía como está el batería. Huele al chof de Francia del año pasado.

-La trayectoria prefestival de la canción puede jugar en su contra. No hay sorpresa y puede llegar al sábado más quemado que las bragas de Juana de Arco.

– Sus gracietas empiezan a cansar.

Salvador Sobral

A favor:

-Su interpretación. Es posible que incluso cantando Coco-Guagua, Salvador impresionara. Posee ese talento de los cantantes antiguos y casi extinguidos que están lejísimos de los bustos parlantes, en los que notas que hasta la última pestaña está sintiendo la canción que se canta.  Algo que muchos de sus detractores no han entendido ni de coña

-Este vídeo

Salvador Sobral – Amar Pelos Dois (Duet by Glen Keane) from Creativehole on Vimeo.

-Una imagen muy definida y reconocible a kilómetros. Tan joven y ya ha sabido crearse a sí mismo como un icono intransferible y personal. De ahí que las redes se estén llenando de memes como si no hubiera mañana.

salvador

-Su interpretación. Y esta vez no hablo de la interpretación vocal. Hablo de sus gestos, sus tics, sus guiños. Tan adorable como único y eso lo hace magnético. Aunque eso también se le puede poner en contra, claro.

 

salvador4

-La letra

salvador3

En contra:

-Los haters. Era de esperar que una vez inflado el hype, le salieran detractores a puñaos que vienen a convencernos a sus fans de que somos tontos, lerdos y sin criterio, porque o la canción no es para tanto, o nos da penita por estar tan chuchurrío esperando trasplante o porque es aburrida o por cualquier tontá que se te ocurra.

-La puesta en escena. La cosa es tan sobria que como al público le de por valorar los visuales antes que la interpretación, Salvador se come los mocos.

-Lo reciente de su boom. Hasta la semana de semifinales, muy pocos conocían a Salvador. Tiene muy poco tiempo para meterse al público en el bolsillo.

-Las hombreras.

-Él frikismo guay, que resulta pelín empalagoso.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.