Victor LeFreak / Epitafios y disfrute de los muertos en la ‘disco’

Es tremenda la evolución y el descaro absoluto de VictorLeFreak con la música electrónica este año. El ejercicio magistral que desarrolla con la captura de movimientos en las máquinas está resultando de lo más excitante del panorama de este país en lo que a electro-pop/música-de-baile se refiere.

En breve saldrá su álbum “X” y mientras nos ha adelantado una pista por donde van a ir los sonidos que nos encontraremos en el L.P. con título de empate quinielístico. Esa pre-señal la titula “Epitafios De Amor”, la LeFreak propone 7 formas distintas de entender este primer single:

Epitafios De Amor

1/y 2/ “Epitafios De Amor” Radio Edit+Extendidos y Sintetizados” – Escuchar a las, cada vez más, aburridas Fangoria tienen aquí reflejado esa consecuencia, pero la copla desprende tanta energía positiva y es tan majestuosa que no le afecta haber oído, tanto, al grupo del marido de la Vaquerizo.

3/ “Epitafios De Amor Digitalizados”- Es una mariconada que siempre agregan estos artistas para parecer modernas y raras, la diferencia aquí es que la LeFreak es ambas cosas de verdad.

5/6/7/ “Epitafios De Amor Deconstruidos + Y Flores Muertas + Y Ácido Lisérgico” – Me salto la 4/ porque lo que se ha grabado en ese número requiere nota aparte. Aquí empieza lo fascinante, Victor ejercita su talento con la electrónica, la coge por los huevos y da rienda suelta a su imaginación,  retorciendo, lanzando, besando y danzando en una exhibición irrefutable del amor y buen gusto que la García siente por la composición.

4/ “Epitafios De Amor En El Cementerio Sideral”- Así es -y si no lo es, tiene que serlo- la música de baile moderna. Selección de ideas, sonidos y aromas donde el artista reclama exultante el sitio que la música elaborada con máquinas, que ésta, ha tejido con su nombre y debe colocarse ya, para conseguir (si puede, que esa es otra) semejantes trallazos. La arrogante Paqui Dherma me cotilleó que le mensajeó al artista y le dijo; cuando hiciese algo así, que durase 6 minutos mínimo, la ‘danceflor’, el baile, las maricas, todas las noctámbulas y hasta mi vecina Aurelia del 2º B lo agradecerían y necesitan.


Sobre el autor

Donna Semen

¡Guerra a la vulgaridad!