Una idea práctica y original para ver la entrevista de Bertín a Aznar

O sea. O sea por favor.

Hoy es el día. Ni Halloween, ni el blue monday, ni esa noche en la que te tocó ir a ver a tu amigo que estudia Arte Dramático a aquella obra de teatro conceptual que había montando con sus compañeros de clase, con un presupuesto de 25 euros y donde nada tenía sentido.

No. Esta es la noche más espeluznante, tremebunda, horripilante, de todo el año. Esta noche Bertín Osborne entrevista a Aznar en su programa “Mi casa es la tuya”.

img_jsilvestre_20170404-190929_imagenes_lv_terceros_aznar2-kZ1D-U421449467334veB-992x558@LaVanguardia-Web

Y yo sé que la voy a ver, no quiero, pero la voy a ver, y  tú también la vas a ver, porque te pasa lo mismo que a mí, porque te va la marcha, te va una buena relación tóxica, que te cojan un poquito del pelo en el clímax y exponerte al dolor. Te va asomarte a ese abismo de vértigo y vergüenza que esta noche nos brinda Telecinco y donde sabes que nos vamos a encontrar.

Así que he pensado algo para sobrellevarlo: el alcohol. Y me he inventado un simpático juego que consiste en lo siguiente: Cada vez que Bertín y Aznar digan alguna de estas palabras que listo a continuación tenemos que bebernos un chupito. Venga, ¿juegas?

Aquí van las palabras:

– Centro derecha.

– Centro liberal.

– Manzanas podridas.

– Cocaína.

– ¿Hacemos un choque de prepucios?

– Cara al sol.

– Venga, vale, pero sin mariconadas.

– La Veneno ya no está entre nosotros, pero siempre quedará su legado.

– ¿Y la cocaína? ¡Me dijiste que habría cocaína!

– El PP es una gran partido, maricón.

– Alguna gente está destrozando el partido.

– ¿Nos vamos de putas?

– Y al terminar como presidente del Gobierno, es cuando ya me nombraron presidente del club de fans de Los Gemeliers.

– Sí que hay límites para el humor, y es mi polla.

– Sí, sí, fue esa noche donde nos encontramos en aquel club de swingers.


Sobre el autor

Toni Tovar

Tengo sitio.