¡Supercalifragilisticoespialidoso!

El post de hoy es un berrinche que me pone la sangre a hervir cuando veo algún anuncio de la tele. ¿No os ha pasado alguna vez de ir al super o a la droguería a comprar algo y el nombre es tan enrevesado y tan laaaaaaargo que dices “no gracias, ya lo busco yo” porque es impronunciable y te vas a atragantar con él? ¿Qué pasa?¿Qué por ser impronunciable es mejor? Con lo fácil que es decir “quiero detergente” y punto.

Ariel¿O es guay que le cambien el nombre cada 3 meses y te hagas la picha un lío?

Kalia¿En serio alguno quita alguna mancha?

Además, ¿soy yo el único que piensa que por lo general, dichos productos tienen lo mismo de fiable que la homeopatía?

Vichy¿Nos toman por idiotas? Perdón, por supuesto que nos toman por idiotas. Cuanto más largo, impronunciable y mareante sea el producto piensan los de marketing que pensamos nosotros que es mejor el producto. Y lo peor de todo es que caemos. Ains, lo que daría por tener poderes y desintegrar a esta gente con la mirada, eso sí, pero que salpicara sangre y que hubiera caos y gritos ;). ¡Besis!


Sobre el autor

MuTarr

Me encanta bañarme en la sangre de mis victimas.