El final de “The good wife” bajo el psicoanálisis de salón

Atención, todo es un SPOILER en este post.

thegoodfightthumbnail

Ahora que The Good Fight  ha toimado el testigo en forma de secuela  de la serie con más clase  de toda la televisión. Ahora que no echamos de menos a Alicia Florrick y por fin Diane Lockhart es la reina absoluta de la serie, toca hablar del final de The good wife, una serie mítica con siete temporadas que eran como siete soles . La serie acabó de una manera sorprendente y dejó a más insatisfechos que otra cosa. De hecho, acabó como una hostia panadera en la cara del espectador…Y de la prota…Tras siete años, este era el final:

goodwife-slap¿Cómo es posible? Se preguntaron muchos al ver que Alicia Florrick acaba humillada y apaleada y no será porque el capítulo final no iba dando pistas. Pues ahora que sabemos que el personaje de Kalinda (Archie Panjabi)  salió de la serie por diferencias irreconciliables con la prota (de hecho las escenas que tenían juntas las rodaron por separado) Me pregunto…¿No será que el matrimonio King, dioses a los que adorar y responsables de la serie, estaban hasta el papo de los delirios de grandeza de Julianna Margulies, la prota? ¿No será que querían poner con la ficción un poco de justicia poética a la realidad? ¿No será que Julianna Margulies y Christine Baranski también se llevaban a matar y fue la manera de tomar partido? ¿No será que querían quitarse de encima a la de los trajes de diez mil dolares y marcar distancias a base de un sonoro hostión?

Porque pruebas no tengo ninguna, pero esa impresión me da. A la vista de semejante hostia, claro. Y de que en The good fight, no la estamos echando de menos.

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.