De oscars y discursos

En la barra del bar con el cuñao, todos ponemos verdes las ceremonias de premios. Pero en el fondo nos gustan. Con los oscars además pasa una cosa la mar de curiosa; muchos de los que los comparan con los Goya no han visto una ceremonia entera en directo en su vida y claro, no saben que una entrega de premios siempre tiene momentos plomazo y pesadísimos, en Madrid, en Los Ángeles o en Tombuctú. Pero a veces entre  la improvisación ensayada,  las caras preparadas  para aparentar sorpresas y monólogos que son puro postureo, salta la chispa de las emociones y todo merece la pena, entiendes el sentido que tienen estas historietas. Así que hoy quiero hablar de mi discurso favo en los oscars, que es el que pronunció Halle Berry en el año 2002.

Halle-Berry-Oscars-GettyImagesNo sólo fueron sus palabras, de lo más sinceras y sentidas. También fue su fragilidad, lo guapísima que estaba, el que como se rompía a cada palabra en un mar de lágrimas.

“Este momento es mucho más grande que yo. Este momento es para Dorothy Dandridge, Lena Horne, Diahann Carroll. Es para las mujeres que están paradas a mi lado, Jada Pinkett, Angela Bassett, Vivica Fox, y es para cada mujer de color sin nombre ni rostro, que ahora tiene una oportunidad porque esta puerta se ha abierto esta noche”

Si no te acordabas , es el momento de repasarlo y volverte a emocionar.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.