#HoldTight

Si alguna vez has deseado cogerle la mano a tu novio y en unos segundos decidiste que no por lo que pudiera pasar.

Si alguna vez dejaste de dar cariño con los dedos sólo por lo que pudieran opinar los que tenías alrededor.

Si cuando se acabó el amor  pensaste en todas las veces que no os distes la mano.

Si piensas en las decenas de países donde por cogerte de la mano con tu novio (o novia) podrías ir a la cárcel.

Ya está bien. Una ma-ra-vi-llo-sa campaña de un grupo LGTB australiano ha venido para que no nos cortemos, porque darle la mano a tu pareja no solo es un acto de amor. También es una pequeña revolución y todos deberíamos hacerla en nuestro barrio, en nuestra calle, en nuestra ciudad. Porque un gesto tan sencillo como ese esconde más intimidad, ternura, cariño y cosas buenas que cien mil polvos echados en una cama. Déjate de cenas, tartas  y otras tontás. No vas a encontrar otra manera mejor de celebrar San Valentín.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.