Vitalic/’Voyager’: abandonarse a la suerte, sin miedo al futuro

¡Qué bestia lo que ha puesto a la venta Vitalic este viernes pasado!.

Es tremendo lo de este muchacho. “Voyager”, es una odisea sintética como propone desde su primera copla:

  “El Viaje”, este número con el que abre el L.P. está inspirado en el “Porque Te Vas” de Jeanette y comprobamos lo cabrón que puede ser el francés al dotar a esta gema pop con sólo 1 minuto y 34 segundos. Entra a la primera y sabe a muy poco, pero para eso se hizo la opción ‘bucle’, así que ya sabes.

 “WaitingForTheStars”, si no la conoces aún, es un signo de que tienes que cambiar algo en tu vida, está en mi ‘top 5’ de las mejores canciones de 2016. Evoluciona wonita.

Levitation”, es la rienda suelta al golfeo del galo; para y con sus máquinas.

 “HansIsDriving”, Hans es el nombre del conductor de autobús donde viajan el DJ y todo su equipo; Pascal Arbez (Vitalic) dialoga mucho con él y este es el resultado de su relación con su ‘driver’. En verdad, la canción no es otra cosa que la admiración que siente por las Kraftwerk;  Hans es su excusa.

 “UseItOrLoseIt”, cantando, el hermano de JimKerr (Simple Minds),Mark Kerr contribuye a uno de esos trallazos que tienen que ser single; diga lo que diga la Vitalic.

 “Lightspeed”, no es otra cosa que una revolucionaria revisión del “Funkytown” que las  LippsInc lanzaron en 1980. Un ‘Lightspeed’ es un ‘flash’. Qué ganas de complicarse la Vitalic.

 “Eternity”, es el momento PACMA de “Voyager”. Pascal está muy concienciado con los animales, sobre todo con sus perros; tanto que, ha intentado describir, según él, como debe ser ‘el cielo de los perros’, (es literal). A partir del minuto 3’12’’ nos enseña lo bien que se lo pasan allí los canes.

 “Nozomi”, da las gracias a Jean-Michel Jarre por habernos ofrecido su sonido y su obra. Entre franceses se ‘entienden’, ¿entiendes?.

 “SweetCigarrette”, es el tema/relleno del ‘longplay’. Seguro que estaré equivocada, pero … no, no lo estoy.

 “Don’tLeaveMeNow”, otro single que pide serlo urgentemente. Es de una hermosura y una delicadeza tal, que se nota donde más se ha parado a pulir esta expresión sonora del abandono de la pareja; es desgarrador como lo ha plasmado, y no diré nada frívolo, ahora, para no estropear la supremacía de la elección del cierre de este imprescindible “

 


Sobre el autor

Donna Semen

¡Guerra a la vulgaridad!