Todas las razones para ver “El exorcista” (la serie)

Si te ha pasado como a mí y de primeras una serie llamada “El exorcista” te da perezón, te voy a dar un puñado de razones para que te animes:

marcus- La primera es el padre Marcus, uno de los protagonistas. Lo llaman el mejor exorcista del mundo y lo interesante del personaje es el tufo a mariconeo que desprende. No solo por el homoerotismo que explota con el otro prota (unidireccional, ojo) en cada escena que tienen juntos. Es su afición por los osos (que descubrimos en una escena tronchante), es su ropa (esas camisetas…) es su porte y su caminar, en ese rollo que se trae de que le gusta la lluvia dorada y que le den unos azotes.

giphyUn personaje así sólo sería posible si el actor que lo interpreta sabe darle todos los matices y es Ben Daniels a quién le toca la magnífica tarea y a quién, por cierto la madurez le está sentando requetebién (porque de joven el pobre era feo como pluma en una mierda)

-La segunda es la recuperada Geena Davis, recién salida de haberse puesto botox hasta las pestañas y capaz de pasarse toda la serie sin cambiar el gesto, pero sobre todo, sin que se le mueva un pelo del peinado.

giphyJo, Geena, no me mires así, que lo he dicho desde el cariño y sin acritud. Si a mi tu papel (el que más sorpresas guarda en la trama) me ha encantao y me he reído lo que no está escrito. Y una vez vistas las sorpresas, no deja de ser curioso que tu actuación en plan “Voy hasta el coño de Xanax y no recuerdo qué papel vine a hacer” le da mucho más sentido a la serie. La actuación, buena, lo que se dice buena  no se puede llamar, pero risas, a saco. Porque es parte fundamental de la tercera razón por la que me ha gustado:

-El petardeo. Si la serie se tomara todo el tiempo en serio, no creo que la hubiera aguantado. Pero hay una segunda lectura subliminar muy pero que muy divertida que la convierte a partir del quinto episodio (cuando más se separa de la estela de la película) en toda una guilty pleasure que has que visionar sí o sí. Y todo eso sin renunciar…

tumblr_oej1nwS0ha1rp0vkjo1_500

– A la herencia. Si una serie decide llamarse como el clásico del cine de terror es por algo y es muy evidente en los primeros episodios. Homenajes en escenario, en personajes, en la música…Todo parece limitarse a eso, un “homenaje”, hasta que la sorpresa que nadie se espera (a mí al menos me dejó KO) salta en tu cara y te quedas tieso en el sofá. Por supuesto no faltan guarradas, lenguas muertas, torticolis que acaban con retorcimiento de cuello y más cosas que me hacen recordar qué…

-Los exorcismos son todo un subgénero.¿Alguien lo duda? Mira la cartelera de los últimos años y entre grandes y pequeñas producciones, las posesiones han ocupado películas distintas y se han puesto a la altura de los zombies en cuanto a cantidad se refiere.

-Otros aspectos que no te esperas son la critica bestial a los católicos y la iglesia norteamericana que, recuerden, en aquel país ocupa las capas más ricas de la sociedad. El paralelismo entre corrupción de la doctrina cristiana y las posesiones es más que oportuno. Y de nuevo, muy tronchante. Aunque muy de soslayo. el conflicto racial queda plasmado con el tratamiento distinto que reciben las víctimas, sean blancos o negros.

giphy

-.La última razón es  Alfonso Herrera, que cuenta con algunos fans en Atrozconleche aunque a mí me parece un actor horrezno, lleno de  tics que lo acercan peligrosamente a la órbita de Antonio Banderas, al que le trae más que un aire, por cierto. Su papel es el más previsible, el más pesado y el más coñazo, pero aporta su granito de arena para que esta sea una serie con la que has disfrutado a muerte pero jamás lo reconocerás en público.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.