Vince Clarke “la diva sintética”

El mejor álbum de las Depeche Mode es el majestuoso “Speak & Spell”, excepto “Tora! Tora! Tora!”, todo el registro fue compuesto por Vince Clarke. Con el paso del tiempo me doy cuenta que, más que de las Mode, es el 1er, álbum de Yazoo. Ya de por sí, es una ‘Masterpiece’ y siempre tengo en mente que hubiese sido de esas canciones, abandonadas por el grupo de Gore, si las hubiere interpretado Alison Moyet, que canta, infinitamente, ‘más bonito’ que la Gaham, ¡que bueno! ¿no?.                                                       Esto que escribo, estoy convencidísima que es verdad. Por lo tanto, el mejor álbum de las Depeche sería este primer álbum de las Yazoo.

Vince Clarke Depeche

Depeche, Yazoo, Assembly, y Erasure. Ningún, OJO A ESTO, ningún artista, dedicado a la música pop, ha participado en tantos proyectos con la intensidad, creatividad y éxito; y todo … acompañado de los ingresos económicos que dan las listas de ventas, como ha conseguido la hábil Clarke.

Excepto nosotras (la Comunidad Gay), nadie más rendía pleitesía a las ABBA, en el ’94 “La Boda De Muriel” puso un poco las cosas en su sitio, pero Vince y Andy ya las homenajearon en el ’92 con “ABBA-esque”, cuando casi era malsana tener y comentar  la admiración por el grupo sueco –a las maricas siempre nos sudó y suda el coño de esos prejuicios- aquí sí que somos un buen ejemplo para el resto de la humanidad. Este fue uno de tantos aciertos del virtuoso del ‘synthpop’.

Vince Clarke Assembly

Todo este tributo, al experto de los sintetizadores, comenzó en 1980. Estamos acariciando el 2017 y, la de años que Vince Clarke lleva ofreciéndonos sin parar canciones de extrema categoría. Lo más extraordinario, de todo esto, es que absolutamente nadie, de las que estamos seducidas por la música pop/electrónica, no tenemos la más mínima duda que, este GENIO va a seguir eyaculando litros y litros de ‘lefa’ sintético/musical para seguir preñadas de sus impecables canciones. Wonitas.

Vince Clarke Depeche

Vince Clarke Erasure


Sobre el autor

Donna Semen

¡Guerra a la vulgaridad!