La tercera de Black Mirror (capítulo a capítulo)

 

‘Nosedive’

La lógica de las redes sociales, llevada al paroxismo en la vida social y real. Eres los megusta que recibas. Bajo esta premisa, una chica que quiere cambiar de vivienda, hará lo que sea por recibir más puntuación gracias a los megustan y así poder optar a una mejor casa.

blackEntre la parodia absurda y el desparrame esperpéntico, la chica descubrirá que las cosas se pueden poner muy difíciles si la gente decide que no mereces esos puntos y te convierten en una paria de las redes sociales, deportada al inframundo donde las relaciones son de verdad y donde estar en una cárcel por tus malos modos, puede ser la mejor definición de felicidad. MM

‘Playtest’

La primera vez que vi Black Mirror me creó tal desasosiego que he tardado dos años en volver a ver un capítulo. Pues bien, según veía el segundo capítulo de la tercera temporada he tenido las siguientes sensaciones:

1.- Los feos del mundo con barba son más monos (o menos horribles) y si no, mirad el ejemplo del protagonista y este grupo de FB:.
2.- Sabes que el episodio va a acabar mal en cuanto empieza.
3.- La ejecución es impecable, buen guión, ritmo, interpretación. Te engancha la hora entera que dura el episodio.

black-mirror-playtest
4.- Por mucho que sabes que va a acabar mal, deseas que no vaya a peor y va.
5.- Este episodio en concreto me ha recordado un poco a “The Twilight zone” pero mucho más currado.
6.- La mitad del episodio estaba sufriendo y pensando “¿Es que no se acaba ya?” y disfrutando como masoquista. Lo he pasado fatal, aún pienso en el capítulo y se me hace un nudo en el estómago y acabo agobiado.
7.- Mejor no pesar mucho lo que nos espera o puede esperar ya que la alternativa es irte de eremita a una montaña en un lejano, lejano, lejano rincón del mundo.
8.- Estoy entre ver TODOS los capítulos de golpe o quemarlos y no querer saber nada más de la serie. MuTarr

‘Shut up and Dance’:

Con este capítulo vamos a marcar a fuego dos cosas que ya sabíamos: no instales malware (aunque salga como reclamo un tío con cipotón que te llame por tu nombre) y pega un post it en tu webcam, maricón.Es una trama poco compleja que te deja pasando cinta americana en torno a tu portátil, conducida por un joven muchacho pajero que conforme avanza la cinta desarrolla rasgos paranoicos, en la psiquis y en lo corpóreo, que proporciona enjundia verídica al suceso. Y que te da mal rollo, caris.

shut-44

La idea de que venga un hacker y te haga extorsión funciona como una realidad ya en nuestro mundo. A cualesquiera. Y esta es la paranoia que Black Mirror quiere inocularte en este episodio. Pero ¿realmente esto va de la presión de un hijodeputa o de la vergüenza por lo que hacemos en la intimidad? Fon Cole

“San Junipero”

Parece complicado hablar de una serie sin tener ni idea de que va, pero como soy facilón y me dijeron que los capítulos eran independientes pues aquí estoy hablando de este episodio de “Black Mirror”. Una hora de Ciencia Ficción clásica cuyo asunto principal es el amor intemporal y que gracias a unos guionistas prodigiosos que rizan el rizo hasta lo imposible y más alla, como en las mejores novelas y películas del género, se convierten en un placer para todos aquellos que amamos el cine y sus miles de vericuetos narrativos.

black-mirror

Todos esos recursos como el flashback, el fast forward, las elipsis espacio-temporales, la narración lineal y la que no lo es, etc…, están presentes en esta obra. En fin, una montaña rusa extrasensorial que además viene acompañada de un buen montón de nostalgia y una banda sonora de cagarse. CdelPalote

 

‘Hated in the Nation’

Todas las temporadas de Black Mirror tienen un episodio absolutamente perfecto: en la primera fue “El himno nacional”, en la segunda fue “Blanca Navidad” y en la tercera… “San Junipero”. Efectivamente “Odio nacional (Hated in the nation)” no pasará a la historia de la serie por ser uno de los mejores episodios. Por ser el más largo sí. Una hora y 29 minutos. Innecesarios, por otro lado. Se hubiese agradecido un poco más de pulir el guión, la realización y el montaje para conseguir mejor ritmo y un resultado más impactante.

tb2jrkqesytqygw8us8f

En cualquier caso, “Odio nacional” plantea un interesante debate sobre cómo la exacerbación de nuestra propia individualidad en las redes sociales nos acaba fundiendo en una violenta turba capaz de linchar a alguien. Si no estuviese amparado por el sello de calidad de Black Mirror, “Odio nacional” sería un telefilm más. Con presupuesto, sí. Pero poco más. El puntito justo de populismo, tecnofobia, superioridad moral… Sí, como dice una de las protagonistas, no esperábamos estar viviendo en el futuro, pero aquí estamos. Porque esto es “el futuro”. Así que probablemente habrá que ir aceptando las reglas del juego para salir airosos…El Perro de Toni

 

Men Against Fire”

Es real todo lo que vemos? Con esta simple premisa podríamos resumir el quinto episodio, “Men Against Fire”. Llegados a este punto, todos sabemos que “Black Mirror” nos muestra futuros distópicos en los que la amenaza global siempre está basada en el gigantesco avance de la tecnología y el uso que de ella se hace. En este capítulo, ese uso es militar. En un contexto bélico, el soldado Stripe y sus compañeros deben hacerse cargo de la erradicación de una playa, las cucarachas, cuyo origen es muy probablemente el resultado de una anterior guerra bioquímica.

blackmirror_ep4_men_against_fire_1492rLas cucarachas son humanoides, pero peligrosas a ojos de estos soldados. Ayudados de un sistema informático implantado, llamado máscara, su misión es cargarse a toda cucaracha viviente. Esa máscara es realmente un control de visión consciente e inconsciente, despiertos y dormidos. Con lo que no cuentan es con que esas máscaras pueden fallar. Y ahí es donde el conflicto para Stripe surge, y lo que plantea el dilema del episodio. Con la excusa de la guerra contra la especie invasora, Stripe se ve inmerso en una espiral de confusión que desemboca en la anulación del ser humano, propio y ajeno. ¿Podrá sacrificarse un único individuo para ser fiel a sus principios? ¿Es posible priorizar los propios recuerdos por encima del conocimiento de una realidad cruel, discriminatoria y con alarmantes similitudes con anteriores holocaustos? Al fin y al cabo, la culpa siempre es del ser humano y nunca de la tecnología, que no se dirige sola. Mr Fluffer

 


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.