Cinco libros que todo adolescente gay debería leer

Algunos de mis recuerdos de adolescencia más placenteros fueron en la biblioteca pública de mi ciudad natal. Y no porque hubiera tejemaneje en los servicios, que también, sino porque me permitió acercarme a algunas lecturas que me marcaron profundamente durante el resto de mi vida. Recuerdo haber leído mucho en aquella época, devoraba libros uno detrás de otro. No tenía ningún criterio, me leí un montón de mierda en aquella época.

¡La adolescencia! ¡Pavor! Esos sacos de hormonas a los que les huelen los pies y pasan de ser niños encantadores a seres hoscos y enfurruñados. Ese momento de la afirmación del yo y la negación de la edad adulta. De descubrimiento de la sexualidad, la propia y la ajena. Siempre he pensado que es la época más dura del ser humano, donde realmente se sientan las bases de la persona que seguirás siendo, te guste o no, durante el resto de tu vida. Donde se definen los conceptos del bien y del mal.

Me hubiera encantado, con quince o dieciséis años, encontrarme con una lista como esta, con recomendaciones de libros donde la gente que siente como yo (esos amores intensísimos y tristísimos por el chico guapo del instituto) es la norma y no la excepción. Así que aquí va

El viaje de Marcos, de Óscar Hernandez

 

Me marcó, sobre todo porque te contaba una historia donde el protagonista estaba seguro de sí mismo, y tenía los cojones de hacer lo que quería. Con la estructura clásica de una novela de “Héroe descubre el sentido de la vida”, Óscar Hernández nos va relatando la vuelta al pueblo de Marcos, el protagonista, el reencuentro con su hermano Gus, la remembranza de su abuela Palmira y, lo más importante, su historia de amor de hace más de veinticinco años, en pleno franquismo, con Álex, un chaval de su localidad.

El viaje de Marcos ganó el premio Odisea en el 2002, y está publicado por la misma editorial, con una de las portadas más infames de la historia.

portada viaje

Actualización: Para suerte de todos, “El viaje de Marcos” se ha vuelto a publicar en la editorial Egales, con una portada mucho más bonita, que es esta.

9788416491575

El propio autor nos lo ha dicho, además acaba de publicar un nuevo libro, “El guardián de los secretos” que ya ha llegado a su tercera edición. ¡Muchas gracias por la información, Óscar!

El corredor de fondo, de Patricia Nell Warren

 

Una historia de amor de las sinceras, que te demuestra que todo lo que les pasa a los demás (seducirse, enamorarse, formar una familia) es posible siendo dos personas del mismo sexo. Imprescindible.

descarga

Hay una segunda y tercera parte, muy interesantes también, pero que no llegan a la altura de la primera. Está publicado en editorial EGALES.

Una mala noche la tiene cualquiera, de Eduardo Mendicutti

 

Un pequeño folletito sobre como la Madelón, un travestí de cuando los travestís se acentuaban en la i y no se dedicaban a montar fiestas los domingos por la tarde, pasó el atentado de Tejero en 1983. Un despropósito con referencias al Aga Khan y a ese Madrid de los ochenta que tanto se ha reivindicado. Me encantó por lo trasgresor, por lo divino y porque a pesar de lo duro de la situación, no se perdía el humor en ningún momento.

image_book

Aunque es un poco difícil encontrar la edición original, todavía se puede encontrar una edición dignísima en bolsillo por la editorial Tusquets.

49 goles espectaculares, de Davide Martini

 

La salida del armario, el descubrimiento de la propia sexualidad, de la diferencia con el grupo. De la individualidad. Una historia tierna y muy amable, con un puntito de thriller y un puntito de tres metros sobre el cielo. Una maravilla de libro que se lee muy fácil y con un lenguaje muy actual.

portada_49goles

49 goles espectaculares está publicado por editorial Dos Bigotes.

George, simplemente sé tu mismo, de Alex Gino

 

No lo he leído pero me lo han recomendado mis amigos de Nakama, que probablemente son de las personas que más saben de literatura de mi alrededor, y a los que os recomiendo visitar. Os copio la sinopsis.

george

George cree que jamás podrá decirle a nadie que ella, en realidad, es una niña.

Un día, su profesora anuncia que su clase va a representar una obra de teatro. Y George desea con todas sus fuerzas el papel de la niña protagonista, Charlotte. Pero su profesora le dice que ni siquiera puede hacer la prueba para el papel… porque es un chico.

Con la ayuda de Kelly, su mejor amiga, George traza un plan. No solo para poder ser Charlotte en la obra, sino para que todo el mundo sepa, de una vez por todas, que es ella en realidad.

Pintón, ¿verdad?

Y ahora la pregunta: vosotros, ¿qué libro recomendaríais?


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.