Jaime Cantizano y la gestación subrogada

El otro día leo perplejo un articulo en el Huffington Post donde se habla de la reciente paternidad de Jaime Cantizano a través de la gestación subrogada. El artículo, en formato blog, viene firmado por Yolanda Domínguez que aparte de ser artista visual y activista viene llamada a convertirse en el nuevo premio pulitzer del periodismo ocasional.

2016-09-02-1472810269-7475788-Cantizanogestacion

Para contextualizaros un poco voy a enlazar el articulo de cara a que podáis sacar vuestras propias conclusiones y podamos abrir un sano debate sobre un asunto tan controvertido como importante para algunos de nosotros:

  • La nueva forma de someter a las mujeres ya está aquí y se llama maternidad subrogada por Yolanda Domínguez en huffingtonpost.es

Para empezar, “querida Yolanda”, este artículo es absolutamente sesgado, tendencioso y parcial. Primero voy a pasar a exponer la situación en la que nos encontramos los homosexuales actualmente en el panorama de la paternidad/maternidad y más adelante pasaré a analizar tu artículo. La opción que propones de la adopción en el caso de España no es real ,ya que actualmente (dependiendo de la comunidad autónoma en la que vivas) no hay ningún expediente abierto . En el caso de que seas pareja homosexual la adopción internacional no está permitida salvo en el caso de Brasil, pero con las condiciones y situaciones que podéis ver en el link que adjunto:

  • Adopción Internacional para parejas Homosexuales (y Heterosexuales) en elblog.info

En el caso de que te plantees una adopción monoparental bien sea porque no tienes pareja o porque tu pareja ha decidido, en un acto de generosidad infinita, ser absolutamente invisible de cara a la administración (y todo lo que eso conlleva ) solo puedo decirte y recomendarte “cuidado” ya que se están revocando aquellas adopciones donde se ocultó tu condición sexual:

La única solución que te queda es la gestación subrogada (solo en Estados Unidos para parejas Homosexuales ya que es el único país que te ofrece garantías) o bien la acogida, que es otra opción pero en ningún caso vas a ser un padre de pleno derecho hasta que el niño o niña pida la emancipación y decida convivir contigo, si llegas con el crío hasta esa edad claro está (este punto también da para un largo debate…) y además el chaval con 18 años puede hacer lo que quiera al estar emancipado.

En cuanto a la mencionada gestación subrogada en la India, ya no se puede realizar para parejas extranjeras tal y como se menciona en distintos medios:

  • India, la maternidad subrogada estará prohibida para las parejas extranjeras en asianews.it

Y en este punto sí estamos de acuerdo en que es algo terrible, inhumano y miserable. Cabe decir a estas alturas del post que si estoy tan informado es porque queremos ser padres y por eso hemos valorado todas las opciones y nos hemos informado previamente.

Respecto a la opción de Cantizano, que es la que se menciona en el artículo. Fue en Estados Unidos donde la gestación está absolutamente regulada de cara a evitar situaciones de explotación como se vivían en la India (hasta ahí todos de acuerdo) y lejos de ser un negocio apela a la buena voluntad de la mujer para ceder de manera absolutamente generosa su vientre (que no sus óvulos) para ofrecer la posibilidad, a los que no podemos hacerlo de otra manera, la oportunidad de ser padres. Y aquí es donde llega el matiz y difícilmente se puede reprochar nada a Jaime Cantizano ya que la legislación de Estados Unidos en esta materia es bastante clara al respecto. La mujer aporta su útero, el ovulo es de una donante, el esperma es de uno de los padres, o de los dos como ha pasado en este reciente caso:

  • Una pareja gay se convierte en padres de trillizos que llevan el ADN de ambos: primer caso en el mundo en bebesymas.com

La mujer no podrá estar en situación de exclusión social y para ella no supondrá una fuente de ingresos derivado de una actuación económica lucrativa; únicamente se pagan los costes médicos y posibles necesidades generadas durante el embarazo. Por lo tanto el acto de la mujer que ceda su vientre es un acto de generosidad y LIBERTAD (ya que en ningún caso ha de estar coaccionada) absolutamente encomiable donde además conoce todas las implicaciones que ello conlleva. Al margen de la frialdad de los hechos expuestos anteriormente quedan las implicaciones emocionales que conlleva para toda mujer el periodo de gestación y que no podemos obviarlos de manera tan simple. Ese conflicto existe y la única manera de hacerlo frente es a través de la información y distintos test de idoneidad que indican que la mujer está preparada para hacer frente a esta situación.

Y una vez expuestos estos argumentos me meto de lleno en el articulo que me parece bastante indignante e hiriente en cada uno de los argumentos que expone Yolanda Domínguez:

- “Al ver esta semana la imagen del presentador Jaime Cantizano anunciando su feliz paternidad por gestación subrogada, un sudor frío recorrió mi espalda. La foto, que recuerda a las famosas portadas del Hola con las celebrities tras dar a luz, me ha puesto los pelos de punta no sólo por la ausencia de la figura de la mujer en una estampa en la que es imprescindible (nos borran hasta de la maternidad), sino también por el aterrador futuro que augura esa flamante sonrisa: una nueva fórmula para explotar y comerciar con el cuerpo de las mujeres.”

Te puede gustar más o menos la foto pero es una argumento absolutamente tendencioso y peligroso lo que apuntas. ¿Qué pasa si la foto es de un padre viudo que acaba de perder a su mujer? O de un hombre que acaba de adoptar un bebé, o si en la foto hubiese salido una mujer lesbiana estéril que ha tenido que recurrir a la gestación subrogada ¿te parecería igual de mal?.

“Querida Yolanda”, el modelo de familia ha cambiado te guste o no y tus argumentos lejos de ser progresistas son absolutamente retrógrados, ofensivos e insultantes.

- “La cándida escena padre/hijo, camisetas a juego, viene acompañada nada menos que de una insólita reivindicación de, según palabras del propio Cantizano, “los derechos de los hombres” a alquilar un cuerpo para que geste a una criatura durante 9 meses y separarlo del mismo por una cantidad de dinero (véase que el factor económico es importante para poder disfrutar de ese “derecho”). Lo que viene siendo la compraventa de personas y el tráfico de cuerpos de toda la vida pretende ahora legalizarse bajo el epígrafe de “derecho a ejercer la paternidad” y “libertad a decidir sobre el propio cuerpo”. Me pregunto desde cuándo todo aquello que deseamos adquirió la categoría de derecho y, a la falta de recursos y oportunidades, decidimos llamarla libertad.

Para satisfacer el deseo, que no derecho, de algunas personas de ser padres o madres y que no pueden conseguirlo de manera natural, existe ya una fórmula llamada adopción, que no implica remuneración económica a los padres biológicos y que evita así el mercado de personas y ayuda a niños y niñas que no tienen recursos ni familia a tener una vida digna (esto sí debería ser un derecho humano).”

Sí, Yolanda, los derechos de los hombres, pero no solo de los hombres sino también de las mujeres. Me remito al párrafo anterior ¿qué pasa si una mujer es estéril y quiere ser madre? ¿Tiene que adoptar sí o sí porque lo digas tú? Pues me parece que para ser firme defensora de las libertades estas un poco perdida.

-“Otra cosa muy distinta es aprovecharse de la situación de desigualdad que sufrimos las mujeres en todo el mundo con el objetivo de obtener un beneficio personal y sin pensar en las consecuencias. No, por más que nos empeñemos en proclamarlo, las mujeres no estamos en una situación en la que seamos libres para decidir qué hacer con nuestro cuerpo, tomamos esa decisión desde la necesidad, que viene provocada por la desigualdad. Si la mujer que ha alquilado su útero a Jaime Cantizano tuviera el mismo dinero, las mismas oportunidades, la misma educación y viviese en una sociedad que la tratase igual que a él, ¿habría alquilado su cuerpo? Si la respuesta es no, no existe tal libertad.”

Vuelves a equivocarte porque Jaime Cantizano lo realizó en Estados Unidos donde esas situaciones están completamente controladas (algún caso habrá pero serán los menos y siempre puedes recurrir a la justicia porque para algo está).

-“La mentalidad neoliberal se nos está yendo de las manos, parece que todo puede justificarse por dinero. ¿Qué clase de sociedad seríamos si perjudicar a alguien estuviese permitido siempre y cuando se basara en una transacción económica? La gestación subrogada tiene unas consecuencias que van mucho más allá del supuesto acuerdo entre dos personas y que ya son medibles en aquellos países donde no está penalizada: la existencia de granjas de mujeres, como en India, donde existen actualmente más de 2.000 y en las que viven hacinadas como animales cuya única función es comer y reproducirse. ¿Es esta la libertad que defendemos? Por supuesto, una vez sean legales podremos reclamar que las celdas de las gestantes estén más limpias y puedan salir al patio una vez al día.”

Tal y como he comentado más arriba ya no se puede realizar en la India para parejas extranjeras y te compro el argumento de reflejar esta injusticia y ponerla de manifiesto para que se actúe, pero si te pediría que no mezcles temas, por favor.

-“También hay que tener en cuenta las secuelas físicas y psicológicas para esas madres que concebirán ¿cuánto?, ¿una vez al año?, ¿durante cuántos años? No quiero ni imaginar cuando la ley de la oferta y la demanda regule sus salarios y tengan que pasar la vida embarazadas para poder subsistir. En el debate tampoco se está hablando de los casos de bebés con enfermedades o malformaciones que los contratantes del servicio dejan abandonados y de los cuales las madres de alquiler se acaban haciendo cargo. Otra cuestión importante es el resultado biológico y social derivado de elegir descendencia a la carta. Imagino un mundo aún más racista e intolerante si cabe, una mezcla entre aquella escena de Matrix en la que cultivaban cuerpos humanos y las persecuciones de Gattaca a los “no válidos”, es decir, a los nacidos de forma natural.”

Pruebas como la amniocentesis están para prevenir este tipo de situaciones, evidentemente si alguien abandona a su hijo por venir con algún tipo de patología no detectada durante el embarazo tendrán que ser las autoridades competentes las que depuren las responsabilidades. Esto es posible que pase en algunos de los países que has mencionado, en Estados Unidos no.

 -“Creo que a todos y a todas nos convendría reflexionar un poco antes de enarbolar la bandera de la libertad a lo William Wallace sobre quiénes se van a beneficiar realmente con esta práctica (¿empresas?) y quiénes saldrán perjudicadas (¿las mujeres?). La plataforma No somos vasijas ofrece una perspectiva crítica y mucha información al respecto. Tengamos en cuenta a la hora de posicionarnos los derechos de todas las partes implicadas y, sobre todo, permanezcamos juntos en esta lucha los colectivos feministas y LGTBI, movimientos que se han formado para defender la igualdad y los derechos de las personas. Pongamos en común nuestro esfuerzo para la que adopción sea un recurso más fácil, más accesible y permitido a de todo tipo de familias (monoparentales, homosexuales o heterosexuales) y no permitamos que se siga comerciando con el cuerpo de las mujeres. Un mundo donde prevalece por encima de todo el dinero y el deseo individual es un mundo abocado a la corrupción y la desigualdad.”

Aquí ya me has tocado en la línea de flotación porque después de todo este argumentario vomitado, sesgado y absolutamente manipulador que has vertido en el articulo vas y pides el apoyo al colectivo LGTBI me parece para mear y no echar gota ya que te eriges como voz única de las mujeres sin dejarles opción a decidir (ese mismo que reclamas para el aborto y con el que no puedo estar más de acuerdo) sobre si desean hacer un acto de generosidad amparado en el conocimiento de las leyes y sobre su capacidad de decidir. Que tú no quieras hacerlo es tu decisión pero no creas que eres mejor persona o mujer que las que decidan hacer de su cuerpo un regalo para los demás.

Dicho esto y explicado todos estos puntos he de comentaros a nivel personal que mi señor marido y yo hemos optado por la opción de la acogida porque nos parecía la más acorde con nuestra forma de pensar y con nuestra forma de ser. No obstante no descartamos ser padres, biológicamente hablando, si alguna vez se aprueba la opción de la gestación subrogada en nuestro país.


Sobre el autor

Sr. Dondon

Ilustrador y gay a tiempo completo.