Stonewall ya es monumento nacional

Y chica, que orgullo da que sea solo apenas unos días de la matanza de Orlando y se convierte en el primer monumento LGTB. El local de chaperos y travestis donde empezó todo en 1969 porque amiga, ellos no dejaron que les pegaran otra vez ni pusieron la otra mejilla; se rebelaron y lucharon. Algunos gays que ahora van de formales y de que el desfile “no me representa porque son unas mamarrachas” deberían aprender un poquito de allí. En la actualidad se ha  convertido en un lugar más feo que otra cosa que huele a madera vieja, pero su fuerza simbólica sigue siendo igual de grande. Así que, chica no lo dudes; si los cristianos van al Vaticano, tú deberías ir al menos una vez en la vida a Stonewall.

stonewallii


Sobre el autor

MariRici Na Delahiel

Mi madre dice que soy guapa.