Orgullosos todos y todas y todes

Mensaje de Orgullo Gay

Llevo semanas pensando en cómo escribir un texto para la semana del Orgullo en el que pudiera hablarle directamente a aquellas personas del entorno LGTB que opinan que la manifestación del Orgullo no les representa. A aquellos gays, lesbianas, transexuales, bisexuales, indefinidos, queers,… que consideran que el Orgullo es más una “cabalgata” o un “carnaval” que una manifestación por nuestros derechos. Cómo expresarles mi humilde opinión de que se equivocan.

El pasado domingo un homófobo entró en un pub gay en Orlando (EEUU) y asesinó a sangre fría y por el único motivo de que eran homosexuales a 50 personas e hirió a, al menos, unas 50 más. Es la mayor masacre en EEUU desde el 11S -que fue un crimen de odio contra el mundo capitalista y se llevó por delante a más de 3.000 personas y cambió para siempre la percepción que tenemos del mundo-. Es el mayor tiroteo masivo en EEUU y ha sido contra el mundo LGTB. Sí, ha sido contra todos nosotros. No ha sido casual: el asesino entró con su rifle y su pistola a un bar “de ambiente” y se lió a tiros. Porque hace dos meses se enfadó mucho cuando vio a dos hombres besándose. Y porque ha podido hacerlo y porque las leyes de EEUU se lo han permitido.

orlando

Sinceramente, sólo con este hecho, creo que todos deberíamos obligarnos a acudir este sábado a la manifestación de nuestra ciudad. Un éxito de asistencia sería un grito al mundo homófobo y despreciable que dijera bien alto “I’m here, I’m Queer, GET FUCKING USED TO IT“. Pero es que esto ha sido sólo la punta de un iceberg gigantesco en el que todos nosotros estamos metidos.

libre-de-discriminacion

Hace unos días hablábamos de que hay más de medio centenar de agresiones homófobas denunciadas sólo en la comunidad de Madrid. Poco después, en Valencia nos enteramos de que, en pleno centro y ante la mirada de todo aquel que pasara, un energúmeno le pegó una patada en la cara a un chico gay sólo porque dijo “sí, soy gay, ¿qué pasa?”.

“Sí, soy gay. ¿Qué pasa?”. En eso consiste, para mí, el Orgullo LGTB. Sí, soy [rellene aquí con su orientación sexual], ¿qué mierdas te importa? Déjame vivir que yo a ti no te hago nada haciendo lo que hago. 

orgullo gay

Y por eso opino que todos, maricones, bolleras, biciosos (sí, con b), invertidos, raritos, muerdealmohadas, soplanucas, mariquitas, “a esta lo que le falta es una buena polla”, “eso es que eres mariquita pero no quieres reconocerlo”, “lo que te falta a ti es un psicólogo, porque Dios te ha hecho así”,… Todas las personas que formamos parte de este colectivo, el LGTB(y el resto de letras que siguen, que no me las sé pero no por ninguneo, si ni porque se hace imposible recordarlas, lo siento) tenemos, debemos y es necesario que lo hagamos; debemos y tenemos, insisto, que gritar bien alto “Estoy aquí y soy así. Supéralo, coño”. 

discriminacion-Facebook-censura-red_social-cancela_cuenta-orgullo_gay_MDSIMA20140520_0286_9

Y si hacemos una fiesta de ello y nos critican que sea una cabalgata, pues mejor. Porque si no entienden por qué hacemos eso, es que aún nos hace falta. Porque todos los informativos van a sacar las cosas llamativas y, el día que la manifestación del Orgullo no abra los telediarios (para criticar o para alabar, para señalar o para decir “olé sus huevos”), ese día no hará falta el Orgullo. Pero mientras esto ocurra, no sólo será un día de celebración, será un día de necesidad social y personal.

Por eso os pido -no os lo puedo exigir porque aquí todos somos libres- que el próximo día 18 saquéis a pasear la pluma, los tacones, las pelucas, los jockstrap, arneses, pantalones con las nalgas abiertas, las camisetas reivindicativas, los puños en alto y todo lo que queráis y os acerquéis a vuestra manifestación a pasear con ellos o a mirarlos pasar. Porque tenemos que decirle al mundo que deje de tocarnos las gónadas y nos deje vivir.

Y si no te representa ir hecho una circa, entonces ve con una camiseta y unos vaqueros. Pero ve. Porque más allá de los tacones y las pestañas kilométricas, todos somos iguales: somos personas que tenemos, absurdamente, que luchar por los derechos que a otros les dan sólo por nacer. Y eso es el Orgullo para mí. Gritarle al mundo que somos personas. Que somos todos iguales. Que no deberíamos tener que decirles esto. Pero que lo hacemos. Y, de paso, lo hacemos como una fiesta.

Hagamos que aquellos que lucharon en Stonewall por los derechos que ahora tenemos se sientan orgullosos de nosotros desde donde quiera que se encuentren.

Copacabana-Orgullo-Gay-Rio-Janeiro_EDIIMA20131013_0330_4

I’m here, I’m Queer, get used to it. Porque no vais a acabar con nosotros.


Sobre el autor

Flanagan R. McPhee

Iba para Reina de la Noche pero se me adelantó Letizia.