Oh là là!

Querid@s amig@s,

Hace una semana que la redacción me mandó a tomar por culo, digo a París, para abrir una sede en la capital Francesa. ¡Qué noooooooooo! Que como en este país no hay trabajo pues he tenido que irme una temporadita. ¡Ilusos! Pues bien, ésta es la primera entrega de mi diario de viajes, en el que además de contar mis aventuras y desventuras iré enseñando las “perlas” que me encuentro en París.

De momento llevo una semana en “La Ciudad de la Luz” (eléctrica, ya que llevo una semana sin ver el sol) y he tenido el gran ojo de elegir el momento en el que se desborda el Sena (la última vez fue en 1910); hay una amenaza inminente de atentado terrorista; huelgas por todo el país (el día 14 hay una huelga general) y es el mes de la Eurocopa (por si no lo sabéis, detesto el fútbol). A pesar de ello, no me ha pasado nada grave, sin contar que mi tarjeta bancaria no funciona; que casi me quedo en la calle al no poder pagar el apartamento y que mi nivel de francés es como el de los Teletubbies…

1231939870_extras_ladillos_1_0Pero qué bonito es el Sena…

A pesar de ello, no me va nada mal. Y para comenzar la “serie parisina” quería comentaros alguno de los tópicos sobre los franceses y la impresión que tengo ahora que vivo en gabachilandia:

1.- ¿Los parisinos son bordes? Por mucho que los mismos parisinos digan que son súper-antipáticos, conmigo se están portando de maravilla; eso o que yo soy un borde de cojones y me encuentro como pez en el agua… Ya he hecho amigos, me han llevado de fiesta y no, nadie me ha escupido en un ojo. La verdad que están deseando conocer a gente aunque la impresión general es que es más difícil hacer amigos de confianza.

2.- ¿Los gays de París son unas estiradas? Pues hijo, visto el nivel de besos, abrazos y sobes que se meten pues diría que somos nosotros mucho más estirados. Ya me han pegado más de un ladrillazo, bueno, yo diría que me han tirado la casa encima (que aquí no se andan con chiquitas), por lo que puedo decir que no se cortan un pelo.

3.- ¿Los franceses son insufribles con el idioma? Se dice, se habla, se comenta que los franceses no te hacen ni puto caso si no hablas y pronuncias a la perfección el francés. Pues no, eso ha pasado a la historia. A ver, he tenido dos ocasiones que se me han puesto en plan tiquismiquis, pero han sido personas mayores a las cuales he aniquilado con la mirada y les he mandado a tomar viento. En general, la gente de nuestra generación entiende que vivimos en un mundo globalizado y lo importante es entenderse.

4.- ¿La cocina francesa es la mejor del mundo? Sólo diré una cosa: MANTEQUILLA. Y gracias a eso ya he perdido 1Kg en la semana que llevo ;).

mantequilla-margarina¡No hay nada como la mantequilla para que todo te sepa igual!

5.- ¿París es caro? Pues todo depende de lo que busques, por poder puedes empeñar la casa pero en general hay cosas muy asequibles. Comer en París no es caro, está al nivel de Madrid; eso sí, si no te pides una cerveza o un vino que entonces te tumban en la mesa, cogen el bisturí y te sacan el bazo. Ains, mi nivel de alcoholismo ha caído a límites insospechados y para colmo aún los franceses se sorprenden en mi capacidad para tomarme una cerveza en 2 tragos; ya que para ellos es normal que dure 45 minutos y sepa a meados de gato.

6.- ¿Es bueno el vino francés? El vino francés “medio”, NO, no es bueno. Lo siento, pero le falta cuerpo y al precio que lo venden donde se ponga un vino español que se quite uno de aquí. Snif, snif… ¡Se agradecen cestas repletas de alcohol!

NOTA de último minuto: Mis fuentes me informan que si quieres vino de buena calidad tienes que irte a una tienda de vinos especializada que tiene vinos a precios “asequibles”.

7.- ¿Los franceses están buenorros y son super estilosos? Pues mira, hay de todo. He visto a los tios más guapos y mejor vestidos y a los más horrendos y horteras. Eso sí, teniendo en cuenta el nivel de mestizaje que tienen (que me rio yo de lo que hay en España) hay cada maromo que se te caen las bragas al suelo. Y hasta ahí puedo leer…

facebook_100880793631701Horrores que te cruzas por Paris con bandera incluida.

8.- ¿Los franceses son espesos? Pues mi impresión general es que NO. Hay de todo como en la viña del señor, ya que más de una vez y de dos, se me han revuelto las tripas en el Metro de Madrid a las 8 de la mañana.

Por eso querid@s amiguit@s, dejaos de tonterías, los franceses no van con boina y con una baguette bajo el brazo, bueno… algunos sí; pero si tuviéramos que hacer caso a todos los tópicos entonces nosotros iríamos con trajes de toreros o de faralaes por las calles y tocando sevillanas todo el día (¡por dios que alguien me pegue un tiro!). Sólo os puedo recomendar que salgáis, viajéis y descubráis este fantástico país.

¿Alguna otra duda que queráis que os solvente? ¿Queréis que compruebe algo? ¿Una guía de sitios? podeis escribir a atroz.encuesta@gmail.com.

Ah! NOTAS iniciales para el mariconeo en París:

a) Si te van los osos, el Bear´s Den da un poco de pena mora. Ahora está de moda “El hombre” y si quieres bailar petardeo baja a la planta baja.

b) Si te van los ambientes distendidos con gente amable y buena música prueba el Quetzal. Eso sí, ir al baño es una aventura de alto riesgo (y lo digo por las escaleras ¡mal pensados!)

Os odio desde la distancia, Besis.


Sobre el autor

MuTarr

Me encanta bañarme en la sangre de mis victimas.