Se cumplen 5 años del 15M

 

5 AÑOS DEL 15M

¿UN RECUERDO NOSTÁLGICO O EL GERMEN DE UNA VERDADERA TRANSFORMACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL DE ESPAÑA?

15 M

 . . .

Este no es un blog de tintes políticos. Ni remotamente. Sus principales objetivos oscilan entre el divertido y mordaz análisis de temas de actualidad, el compromiso con determinadas causas y la divulgación cultural en toda su extensión. Pero la lucha contra la discriminación, ya sea respecto del colectivo LGTB, de la mujer o en cualquier otro ámbito, el gusto por lo políticamente incorrecto o la denuncia de las injusticias sociales y otros abusos de poder siempre han estado en el ADN de esta panda de inconformistas que nos reunimos aquí para confesar, opinar y debatir sobre todo lo que nos apasiona, nos irrita o nos divierte. Por eso resultaría inconcebible no dedicar una entrada al quinto aniversario del 15M. Muchos se cuestionan qué ha sucedido con las grandes reivindicaciones del movimiento en relación con la consecución de una efectiva división de poderes, la regeneración democrática de las instituciones, la interdicción de los privilegios de la clase política dominante (la denostada ‘casta’), la reforma de la ley electoral o la más justa distribución de la riqueza, principalmente. Tengamos en cuenta que en un país con una Constitución inmovilista hecha a la medida del bipartidismo y con una anquilosada maquinaria burocrática más propia del franquismo, los avances en estas materias requieren la presencia en las instituciones de los nuevos partidos y llevan su tiempo, lo que sitúa a muchos en un agrio escepticismo respecto a los verdaderos logros del 15M.

Nota: Si crees que el actual gobierno del PP sigue siendo la solución, o que una familia puede vivir con 400 euros al mes, quizás te repugnen estas líneas, y no debas seguir perdiendo el tiempo leyendo. Pero si se te parte el alma el drama de tantas familias desahuciadas, te indigna ver cómo una buena parte de la población sufre pobreza energética (esto no es populismo, es la cruda realidad), o te hierve la sangre ante cada nuevo caso de corrupción, quédate si te apetece conocer cómo vivimos aquellos agitados días de manifestaciones y proclamas, y nuestra opinión sobre la huella que ha dejado el movimiento a la vista de la incertidumbre política y social en que vive nuestro país.

 

 . . . . . . . . . . . . . . . .

Podría escribir muchas cosas sobre lo que significó para casi todos el 15M. Podría escribir sobre las consecuencias actuales que está teniendo en nuestro panorama político, sobre cómo fue el germen de una represión posterior en forma, por ejemplo, de Ley Mordaza. Podría decir mucho. Pero es que alguien ya lo ha dicho antes que yo. Y mucho mejor“. El Perro de Toni

15m twitter

.

. . . . . . . . . . . . . . . .

“Normalmente, España, ese país, me saca de mis casillas. Pero a veces, España, ese país, da un golpe en la mesa de mis prejuicios y me sorprende. Para bien. Incluso me sorprende para muy bien. Eso ocurrió el 15M. Me siento orgulloso de haber estado. Me siento orgulloso de haber sido partícipe y de tener la capacidad de sorprenderme con lo que ocurrió. Recuerdo esos días llenos de ilusión y de encontrarme a gente que hacía siglos no veía y sentirnos unidos por un hilo mágico. Recuerdo un montón de debates porque la gente de pronto, aunque fuera ajena a las plazas, quería, necesitaba hablar. Recuerdo imágenes tan icónicas y momentos tan especiales (¡Esa canción improvisada de Iván Ferreiro en la Glorieta levantando la locura colectiva!). Recuerdo la ilusión, las ganas, la honestidad de la gente porque llegara un cambio real. Han pasado ya años y… ¿Sabes lo mejor? Mereció la pena todo este viaje. Algún día ocurrirá que nos defraudemos, no me cabe la menor duda (¿Hay algo humano que no sea susceptible de defraudar?) , pero mientras, a mí nadie me ha quitado ni una pizca de la ilusión de esos días.

Y pienso, de verdad y sinceramente, que un día en nuestra vida diaria, notaremos cambios que solo se podrán explicar gracias al 15M”. MM

15M plaza

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Mi recuerdo del 15M… Creo que, temporalmente, recuperé la esperanza y la ilusión con la política bien entendida. Llegué a abrirme un perfil en Twitter, tenía abierta la cámara que daba a Sol mañana y noche, incluso le dediqué un par de posts en mi extinto blog, pensando que algo cambiaría… Tras las elecciones, me di cuenta que la frase <<¡Que vivan las cadenas!>> es tan español parece estar escrita en piedra. Hoy el sentimiento es otro, y el juego de la democracia hace que me acuerde, de forma automática, en Orwell y su piara de cerdos. ¿Mi conclusión? Que si ha válido para que a los grandes partidos políticos se les haya apretado el culo, perfecto”. Skyzos

15M Juventud sin futuro

 

. . . . . . . .. . . . . . . . .

“Al principio el 15M me pareció otra pataleta que, sinceramente, no creí que llegara a mucho más que una protesta /sentada en Sol de la que todos nos olvidaríamos más pronto que tarde. Reconozco que a medida que pasaban los días y el crecimiento de esta idea romántica de revolución, iba haciéndose inmensa, se me saltaban las lágrimas con cada telediario. Se me quedaron varias cosas bien grabadas en la mente: efectivamente, sí se puede “despedir” del poder al viejo y anquilosado político de turno, sí se puede denunciar al corrupto, se puede luchar contra la desigualdad y, sobre todo, se puede batallar en contra de la mansedumbre a la que nos tienen sometidos. No hacen falta armas, solo palabra y voto. Los hombres, vestidos para dominar con corbatas y camisas, dijeron que los del 15M eran una panda de jipis harapientos y sucios sin más cosa que hacer que beber litronas y fumar porros en una plaza cualquiera. Ni era una plaza cualquiera ni el hábito hace al monje. Aquel polvo se tradujo en un movimiento político con nombres y apellidos y aquello que temían los hombres de bien se hizo realidad y pesadilla para muchos. ¿Qué hay que temer? Servidor solo le tiene miedo a una cosa: le tengo miedo a la decepción, a que todo lo que se fraguó en la Puerta del Sol se encamine a más de lo mismo. Solo espero y deseo que llegue el cambio y que éste sea como nos lo están dibujando”. Mocico

. . . . . . . .. . . . . . . . . 

Para mí el 15M fue un espejismo de esperanza en una sociedad desértica que hasta el momento no había sido capaz ni de luchar por un vaso de agua. Pero el problema es que en eso se quedó, en una ilusión, y aunque es verdad que gracias a ello ha surgido una nueva forma de hacer política, todavía debemos esperar algo más para ver si alcanza los objetivos deseados. No es por restarle trascendencia al acontecimiento, pero tal y como estamos lo que necesitamos es un 15M todos los días, no el bonito recuerdo de unos días hace cinco años ya. Se habla de momento histórico, y seguro que lo es, pero me gustaría que hubiese revolucionado más la historia”. C del Palote 

15M Democracia real ya (cover)

. . . . . . . .. . . . . . . . .

“Por aquellos días, contemplaba fascinado las imágenes de cientos de personas acampadas en Sol. Después de haber sufrido en primera persona los estragos de la crisis, no me podía creer que la indignación que había ido creciendo en mí en los últimos años acabaría explotando a nivel colectivo. La noche anterior habíamos salido a un concierto por el centro y resultaba extrañamente conmovedor ver a tantísima gente intentando sin éxito entrar en la plaza. Al día siguiente caminábamos por Sol con mi hija de 2 años. Quería hacerla partícipe del futuro que quizás para ella estaba empezando a definirse en aquellos momentos, sin poder evitar dejarme embargar por la emoción de aquel ambiente tensamente festivo, escuchando las consignas (al grito del contagioso “No nos representan”), leyendo los contundentes lemas de las pancartas y comprobando la firme determinación de la gente allí acampada. Teníamos la percepción de que algo grande se estaba gestando, y la ilusión de participar de alguna forma en aquella esperanzadora locura colectiva.

Después del inevitable desalojo, acudí ilusionado y expectante a las primeras asambleas de mi barrio, evidenciando, por el perfil de los asistentes, cómo la valentía y el hartazgo de un puñado de perroflautas (según la versión oficial) había contagiado a todo tipo de ciudadanos hartos con la penosa situación del país. Pero era necesario llegar a las instituciones para legitimar esas propuestas… pasar de las plazas y del “No nos representan”, al “Sí se puede”, defendiendo desde los gobiernos una vida más digna para la mayoría más desfavorecida. Y guste o no, con sus aciertos y sus defectos, lo cierto es que, recogiendo el espíritu transformador y la ferviente ilusión reinante en las asambleas ciudadanas, Podemos (fundado un año y medio después) fue el partido que mejor supo canalizar la indignación popular, haciendo saltar por los aires los esquemas conocidos de participación democrática, y convirtiéndose en el auténtico brazo político del 15M.

La crisis global y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria atropellaron al PSOE, cuya nefasta gestión de la situación puso en bandeja al PP la victoria en las Elecciones Generales de noviembre de 2011. El recrudecimiento de la crisis económica y los incesantes recortes del nuevo gobierno, utilizando el rodillo que le otorgaba su mayoría absoluta, seguían alimentando la desesperación de familias desahuciadas, trabajadores empobrecidos y jóvenes sin futuro con la mirada puesta fuera de nuestras fronteras. En este contexto, el inimaginable resultado en las Elecciones Europeas de mayo de 2014 supuso un auténtico punto de inflexión. La creciente aceptación social del movimiento, ya con presencia en la Eurocámara, comenzaba a preocupar al gobierno, que aprobaba en solitario la Ley Mordaza como freno para reprimir las protestas. Al mismo tiempo, el oficialismo (rehén de las políticas de austeridad de la Unión Europea y sometida a los dictados del poder financiero y empresarial), y su cohorte mediática se atrincheraban tenazmente en las acusaciones de populismo y en el discurso del miedo, mientras que la multiplicación de los casos de corrupción y las secuelas del despilfarro en la gestión pública iban echando más leña al fuego de la indignación. Con semejante caldo de cultivo, no es de extrañar que en las en las Elecciones Autonómicas y Municipales de mayo de 2015 se produjera el histórico asalto a las instituciones de las denominadas ‘fuerzas del cambio’, mientras que el posterior éxito en las Elecciones Generales del 20D oficializó la defunción del bipartidismo. No es menos cierto que el complicado juego de pactos postelectorales ha conducido a la actual situación de desgobierno en la que nos hallamos inmersos. Casualidad o destino, pero 5 años después, a escasos días del 15 de mayo, la puerta del Sol ha vuelto a ser escenario de un hecho insólito de indudable transcendencia de cara a fortalecer la posición de la izquierda reformista de cara a las próximas (nuevas) elecciones del 26J: el acuerdo entre Podemos e IU, ya conocido ‘pacto de los botellines’. A la espera de lo que pueda ocurrir, brindemos por la democracia. Porque unidos podemos”. DJ Farrow         

Pacto botellines


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.