Muertos a los que reviviríamos.

¡Vaya añito que llevamos! David Bowie, Prince, Chus Lampreave, Zaha Hadid, Umberto Eco. En la redacción nos hemos puesto en modo remember y hemos hecho una lista de las personas que, por un motivo y otro, nos gustaría que volvieran a formar parte de nuestras vidas.

michael

Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009 en Los Ángeles. Dos años y medio después, el 11 de febrero de 2012 y también en Los Ángeles, murió Whitney Houston. Él tenía 50 años. Ella, 48. De ambos se decía que estaban en un mal momento profesional. Incluso se decía que estaban acabados. Yo no me lo creí nunca. Michael y Whitney fueron capaces de poner de acuerdo a dos generaciones. Los 80 fueron suyos, los 90 también. Incluso a principios del siglo XXI sonaban con fuerza y tenían millones de fans en todo el mundo. Sí, quizás no estaban en el mejor momento de su carrera. Pero yo estaba convencido de que en algún momento iban a protagonizar un enorme comeback que nos dejase a todos con el culo torcido. De hecho, es en lo que estaba trabajando Michael cuando murió. Yo reviviría a Whitney Houston y a Michael Jackson porque todavía les quedaban montones de grandes momentos que regalarnos. El perro de Toni. 

whitney

El Real Madrid necesita urgentemente que resucite Don Santiago Bernabeu. O que llegue al club alguien como él… si es que lo hay. Un presidente cercano, afable, carismático y visionario que imprimió al madridismo unas señas de identidad que lo han convertido en un club único, emblema de deportividad y lucha, honestidad y fair play, motivo de admiración y orgullo en todo el mundo. Una entidad orgullosa de su cantera, que supo atraer el compromiso de jugadores de la máxima calidad y que ha dado incontables momentos de gloria a su exigente afición, ahora maltratada por las descabelladas especulaciones crematístico-empresariales del Sr. Florentino Pérez. Sin un rumbo deportivo sensato debido a su caprichoso trasiego de entrenadores, su nulo apoyo a la cantera y al despilfarro en multitud de fichajes internacionales más que discutibles, Florentino ha dilapidado durante su reinado gran parte de ese legado, propiciando nada menos que la época más laureada de la historia del FC Barcelona. Sí, ya sé que en la década de los 60 todo era distinto y el negocio no estaba tan podrido. Pero el despropósito comercial, la fallida dirección deportiva, la sombra de prácticas ilegales y sobre todo, el elitismo en el que Florentino Pérez ha instalado al mejor club del mundo, hace que necesitemos recuperar esa limpia grandeza que tuvimos en aquella época. Con alguien como Don Santiago. Y esto lo digo con los dos pies ya en la final de Milán, a un paso de la Undécima. DJ. Farrow

santiago bernabeu

 

No es conocido. No fue cantante ni actor. No tuvo ninguna influencia más allá de la que inspiró a su familia. Sin embargo yo le pondría como ejemplo para muchos de los que hoy enarbolan la bandera de la honradez, cuando, en muchos casos, la hipocresía y el mayor de los “hijoputismos” se vislumbran a través de una finísima piel de cordero. A él no le hizo falta asaltar fincas, centros comerciales, creerse un Robin Hood moderno para sacar adelante a su familia. Él fue un héroe jornalero, como muchos de los que existen en mi tierra, sí, pero más callado y, por lo que veo ahora, mucho más efectivo. Pasó auténticas calamidades para sacar adelante una vida de manos desbrozadas por la azada o el cemento. Hoy soy lo que soy porque viví lo que viví junto a él. Se fue demasiado pronto, orgulloso eso sí pero sin saber muchas cosas, demasiadas…Le devolvería a la tierra para seguir hablando de nuestra política, para volver a verlo orgulloso de sus hijos y ahora de sus nietos, para volver a llorar de la risa por cualquier tontada que sólo entendíamos en mi casa y por esas migas de harina que nunca han vuelto a saber igual… Mocico Viejo Oficial

 

Antinoo

Podría resucitar a alguien que viniera y salvara el mundo de tanto ladrón y del capitalismo, pero voy a ser egoísta y me voy a levantar a alguien para mi uso y disfrute y, si os portáis bien, hasta podría prestarlo. El emperador Adriano no era nada tonto y divinizo a la belleza representada en la persona del joven Antinoo de Bitinia, yo la pondría un altar al lado de las cadenas que le sujetarían a mi cama. ¿Imagináis la sensación de levantaros todas las mañanas contemplando a la persona más bella del mundo? Pues a falta de ello podéis irle a visitar de vez en cuando al Museo del Prado, y de paso escapáis de tanta vulgaridad que nos rodea. C del Palote

 

Pues yo traería de vuelta a Lola Flores. Si, soy así de folclórica, pero es que Lola representa todo lo bueno y lo malo de este país nuestro, de todo lo que significa ser una estrella, pero de las de verdad, no esas mamarrachas como Muerta Sánchez. Lola cantaba como un perro harto de gin tónics, bailaba como una poseída haitiana, y recitaba haciendo en cada palabra el mayor atentado de la historia contra la poesía… Pero era una estrella, grande como ella sola, hipnótica, con un imán tan poderoso que cualquier cosa que hiciera se convertía en éxito y referente universal. Lola es Bowie, es Bambino, es raza, es marbellismo noventero. Es eso y mucho más y como ella ni hay, ni habrá… Por eso tendría que volver, incluso en versión zombie, que seguro que hacer un remake de uno de sus grandes hits: “tú lo que quieres que te coma el cerebro”. Flor de Pavimento

Esto de revivir a un muerto es muy importante y peligroso, no vaya a ser que te dé por resucitar a Hitler o traer a alguien del más allá en modo monstruo de Frankenstein… diría de traer a Prince y preguntarle en qué leches estaba pensando este último mes y medio para acabar como acabó; a Leonardo Da Vinci y que nos confesara quién coño era la Mona Lisa y que lo que a él realmente le gustaba pintar eran flores y dejarse de informalismos abstractos varios… Incluso me tomaría un café con la Dietrich y así sonsacarle todos los trapos sucias del Hollywood clásico, especialmente qué bragas y qué calzoncillos bajó para visitar tan famosas entrepiernas… Pero si me paro a pensar, lo que realmente quiero es traer una tarde a mi abuelo paterno y tener con él un rato como los que pasaba en su casa los sábados por la mañana. Hace ya más de 15 años que no está en su sillón por mucho que entre al salón de mi abuela, y le sigo echando en falta. Sr. Skyzos

Yo resucitaría a Franco, pero no lo sacaría de su ataúd, haría un agujero para que respirase y otro para darle de comer con una pajita. De comer le daría uñas de los pies y meados. De hilo musical le pondría Amolap. Fer Birkin

Sí, parece muy facilón por su muerte reciente, pero no sé lo que daría que volviera Prince. Pero el Prince que yo quiero que resucite es el que murió alrededor de 1995. Un Prince pletórico, que tuviera tiempo de hacer el disco definitivo y una gira impresionante. Que dejara mudas todas las bocas. Yo es que ahora que por fin estoy viendo los vídeos de sus conciertos (que él no me permitió que viéramos en vida), me estoy dando cuenta de que ya, antes de morir, lo echaba tanto de menos. Porque no se puede ser más genialoide. Vuelve, Prince. Demuestra que eres uno de los genios musicales más importantes del siglo XX MM

Y a vosotros ¿quién os gustaría que volviera para seguir dando guerra?


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.