¡Bésame, James Franco!

Lo de James Franco me tiene trastornadito perdido. Pero trastornado de ponerme forro polar para salir a la calle con la que está cayendo. De quitarme el forro polar y morirme de frío y de calor al mismo tiempo. Una cosa rarísima, hija

Entonces va James (le tengo tanta intimidad ultimamente que ya le llamo por su nombre de pila) y publica fotografías del set de su próxima película, King Cobra. Y su foto así, abrazadete al maromo este con cara de vaca mirando al tren invade mi Facebook, mi Instagram, mi El País, mi todo, mi vida.

King-Cobra-Movie

 

Y por si no fuera poco, al ratillo veo esta otra, que es la misma pero que me pierde más por el tema de que se le ve la goma del esplís.

disneyin

 

Vivo inundado por James Franco. Vivo poseído, emocionado, ya no quiero que me toque el euromillones, quiero que me toque James. Y para colmo…

Hace seis años, James, mi James, en su momento Movember, grabó junto con otros trece actorazos como Tilda o Matt una serie de micro vídeos actuando, con mejor o peor fortuna, para el New York Times, con música de Owen Pallet.

Como siga así me van a tener que encerrar, loquito perdido. Con mi forro polar.

 


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.