León Benavente dispuestos a comérselo todo

Si ya con su primer disco aparecían como una banda rotunda, con personalidad propia y ganas de remover al personal, con el recién editado “2” vienen a confirmar lo que muchos sabíamos; se van a hacer muy grandes y se lo van a comer todo. Ya lo avisaron con el primer single:

El disco se escucha con avidez, casi con avaricia y llega a hacerse muy corto, pero…¿No es eso maravilloso?  Da la impresión de que no tienen altura a la hora de encadenar temazos y hacer discos coherentes donde ni sobra ni falta nada. “La vida errando” es sin duda, mi canción favorita de todo el disco, pero me ha costado elegir. Ser capaces de meter “procastinando” en una canción y que quede bien, tiene un meritazo que pa qué.

Carne de festivales, de emociones colectivas y de estribillos cantados al unísono por miles de personas, pero sin dejar a un lado la dignidad musical, son capaces de hacer de las mejores letras que en este momento se pueden escuchar en castellano; cínicas, críticas, de vuelta de todo a cambio de nada, brillantes y punzantes, descarnadas aunque hablen de amor (o más bien de desamor) . Se colocan en el punto de mira justo para que admitamos sus reproches sin que nos sintamos sermoneados.

león

Foto: Gustaff Choos.

¿Qué trae este segundo disco? Trae la madurez de unos músicos que se han pateado escenarios mil y saben que un album debe diferenciarse poco de lo que luego sonará en un concierto. Escuchando “2” ya se sienten las vibraciones de lo que va a ser su gira y dan ganas de agarrarse al asiento por lo que está por venir; catarsis musical para todos. Además, han cambiado el órgano por el sintetizador y se les nota más eléctricos, a lo que hay que sumar guitarras más potentes y aceleradas.

Me flipa que sean capaces de hablar de política, de la situación actual del país y que a la vez no resulten anecdóticos o con fecha de caducidad, me alucina que muchas de sus letras hablen de escapar, de viajes, de paraísos que no existen y que cuando lo hacen, retraten a la piel de toro como pocos son capaces de hacerlo. Y por supuesto, me muero por verlos en directo otra vez y comprobar como poquísimos músicos están a su altura en este país. Vayamos sacando la alfombra para autoridades; han llegado sus majestades y están dispuestos a quedarse durante mucho tiempo. Que así sea.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.