gATROZnomía: Ñoquis con salsa de Bourbon

Vuelvo a Atroz con Leche con una receta de esas que son sencillas, sencillas y quedas de maravilla con tus invitados. Vamos, educando un poco para que tus comidas románticas no se limiten a pedir la pizza con forma de corazón del Telepizza, tía, que ya la cosa huele y al final se va a saber que no sabes cocinar.

En concreto, os quiero contar cómo hacer unos Gnocchi con salsa de bourbon para chuparse los dedos. Lo que pasa es que como Gnocchi es una palabra complicadísima de escribir, la voy a usar a la española, ñoquis. Sí, soy así de vago. Empezamos

Ingredientes para los Ñoquis con salsa de bourbon (para dos personas, que estamos hablando de comida romántica)

– 200 gr. de tiras (taquitos) de bacon. O sea, el cortadito en trocitos.

– 2 cucharadas de queso de untar (tipo Philadelphia, pero puedes usar el de Hacendado, chica, que da lo mismo y es más barato).

– 250 ml de bourbon (Jack Daniel’s es el bueno, pero yo uso el de Mercadona y sale igual de bien, eh?).

– 500 gr. de ñoquis (podéis hacerlos o comprarlos hechos. Comprados es más fácil, no te voy a engañar)

– Medio litro de agua (más o menos, ahora te explico, chica, no me seas ansias).

– Pimentón dulce

– Queso en polvo (en Consum venden uno de queso curado que es arte puro, pero si no tienes uno cerca, pues cualquiera en polvo. Cuanto más fuerte, mejor.

– Una cucharada de mantequilla con sal.

Prepararlo es también bastante sencillo. Casi más que comprar los ingredientes. Así que no te queda mucha más excusa, mari. Vas a tener que cocinarle a tu hombre y darle mimos a través del estómago.

En primer lugar, cogemos una sartén grande y le ponemos la cucharada de mantequilla para que se vaya fundiendo. Sí, normalmente se usa aceite, pero con la mantequilla se ligan mejor las salsas. No te pongas a pensar, tía. Es así y punto.

IMG_4487

En esa sartén ponemos los ñoquis, bien colocaditos para que todos queden en una línea. Si no tienes una sartén tan grande, puedes usar una olla grandota. El caso es que en el culo quepan los 500 gramos de ñoquis, chica. No tiene mucho misterio. Los colocamos y los doramos un poco, dándoles la vuelta para que se queden un poquito marroncitos por todas partes (lo hacemos así porque luego no saben tan empalagosos, hazme caso, están de muerte).

En otra sartén aparte, ponemos el bacon a calentar un poco y le añadimos pimentón para que tengan un pelín de sabor.

IMG_4488

Cuando lo veamos doradito y bueno, lo añadimos a los ñoquis para que se mezclen y sean la base de nuestra comida rica, rica. Así.

IMG_4489

Una vez tengamos esto, sin bajar le fuego, añadimos el bourbon. Si no tenemos bourbon podemos ponerle whisky, pero con el bourbon queda más mejor, no te sé decir por qué.

Ya tenemos el bourbon puesto y va a ir evaporando el alcohol. No te acerques a la sartén en unos minutos, bonita, que te vas a coger un pedo mayor que el del último Orgullo. Y ya sabemos cómo acabaste y dónde (y, sobre todo, con quién, que aquí lo sabemos todo).

IMG_4490

Vale, el bourbon está evaporado y ya no queda nada de alcohol pero sí todo el sabor. Ahora, aunque parezca una cosa loca, le añadimos agua hasta cubrir los ñoquis. Sí, queda feísimo, pero mejora y así vamos añadiendo un poco de cuerpo a la salsa.

IMG_4491

Cuando se haya evaporado aproximadamente la mitad, le añadimos las dos cucharadas de queso de untar y removemos hasta que se deshaga el queso y se ligue al agua con bourbon. Empezará a quedar así.

IMG_4492IMG_4493

Bajamos un poco el fuego y ya lo tenemos en plan chup-chup un rato, hasta que nos parezca bien. La verdad, esto es a ojo, hija. A mí me gusta servir en un plato llano, así que la dejo espesar para que no rebose. Pero si te gusta con más salsa porque quieres mojar pan hasta acabarte la barra, pues lo dejas un poco menos. Lo importante es ponerlo en el plato y sazonar con el queso en polvo, al gusto.

IMG_4494

Y ya está. A disfrutar. Como veis no tiene misterio alguno. Es más barato que dos pizzas y prácticamente cuesta lo mismo de hacer que de que te la traigan. Y además de cambiar de comida, ahorras dinero para poder salir de fiesta y emborracharte en el Bearbie. ¿Ves? Todo ventajas.


Sobre el autor

Flanagan R. McPhee

Iba para Reina de la Noche pero se me adelantó Letizia.