De Miaos, Mujeres Jirafa, Rita Maestre y mis amigas

Hola a todos

Últimamente ando obsesionada con el tema de la educación y los micromachismos y Oriente, que me estoy planteando marcharme a recorrer la ruta de la seda, en plan Marco Polo pero durmiendo en hoteles buenos. Me levanto por la mañana y según estoy tomando la infusión ya me pongo de los nervios con este tema. Porque cada día estoy más convencida de que muchos de los problemas que tenemos las mujeres en estos días, que mira que nos están dando cera, vienen por generaciones y generaciones de mujeres subyugadas al hombre, y cuyo encarcelamiento no sólo permitimos, sino que además fomentamos. No hay nada peor que una mujer machista. No lo hay. Porque, queridas, quedarse en tetas en una iglesia es absolutamente antiestético y zafio, pero no es delito, te pongas como te pongas, y si no que se lo digan a las miles de turistas medio desnudas que entran en la Almudena en agosto. Esta última frase va dirigida a vosotras, sí, ya sabéis quienes sois.

Pues hete aquí que me encuentro yo con estos pensamientos en la cabeza y me encuentro con esta maravilla de fotos de un artículo de una revista que se llama Hint Magazine que me manda una amiga, de la tribu Miao de China. Disfrutad de las fotos y luego os sigo contando.

10386311_10156721905900261_6723764074526872268_n 8350_10156721905720261_3169920949621243017_n 12932695_10156721905630261_5396163518483613774_n 12400996_10156721905575261_7556287329141320551_n 12928215_10156721905510261_8077540732814600106_n 941322_10156721904505261_3712316251088442246_n 12932626_10156721904130261_1958323083721024010_n 12321195_10156721903905261_1964843820805827044_n 12472747_10156721903775261_7567724117872022017_n 12919684_10156721903765261_8782119920301848472_n 11243798_10156721903715261_4902148358041555005_n 12439433_10156721900610261_4063867671408621496_n 12919770_10156721899475261_4381993915404609738_n 12717974_10156721899165261_9063727649494417794_n 12376640_10156721898380261_8050735011395322422_n

Los Miao son una tribu de aproximadamente ocho millones de habitantes (que aquí puede parecer una barbaridad, pero en China es nada y menos) que aglutina varias etnias, entre ellas los LongHorn. LongHorn se puede traducir como “cuernos largos” y hace referencia a los adornos de las mujeres en los días de fiesta. Esas pelucas que habéis visto en las fotos están hechas del pelo de varias generaciones de mujeres de la misma familia, y pasan de madres a hijas en una tradición maravillosa que tiene que ver con el culto a los antepasados. Cuando llegan a cierta edad, las mujeres se cortan el pelo y lo tejen junto al de sus progenitoras en un ritual que permite que la memoria siga pasando de generación en generación. Lamentablemente este ritual, y muchos otros, se han quedado como mero reclamo turístico, porque los Miao actuales son católicos, y han olvidado sus antiguas creencias en la reencarnación, el culto a los antepasados y los dioses tradicionales de su etnia.

Imagina llevar el pelo de todas tus antepasadas en la cabeza. La carga que supone, tanto física, porque no tiene pinta de ser ligerita la peluca, como emocional. ¿Bonito, verdad? Ahora imagina los dolores de cuello, la sensación de opresión, la imposibilidad de movimientos. Imaginad a las mujeres jirafa de África, o imaginaros a vosotras mismas hablando con vuestras hijas: eso no se hace, una señorita no se sienta así, tienes que ser una princesa. Los vestidos de princesa son preciosos, pero no sirven para correr cuando intentan violarte.

Pensad en ello, un beso enorme.

Mariasun

Postdata: si queréis saber más de los Miao, podéis ver este vídeo. Está subtitulado en inglés.


Sobre el autor

Mariasun

Saludos a todos mis mariquitas maravillosos. Os quiero mucho.