Gracias por “Julieta”

Llevo 96 horas pensando en “Julieta”.

Me reconozco fascinado por esta película.

La inteligencia cinematográfica de Almodóvar es tal, que no somos conscientes de hasta  que punto con “Julieta” demuestra su maestría y se ha arrriesgado a estas alturas de su carrera.  El tiempo lo hará. Pasarán los años lejos de polémicas y expectativas, reconoceremos casi como un milagro lo que he hecho Almodóvar para ponerle el número veinte a su filmografía. Piensa en otros directores y a ver de cuantos salvarías al menos con tres películas. Piensa en cuantos, tras veinte años de carrera, son capaces de dar un salto mortal como el que acaba de dar Almodóvar y eso, amigos, hay que reconocérselo. Te podrá gustar más o menos, pero un par de cojones cinemátográficos ha tenido Pedro, eso no hay quién se lo quite.. Un día pondrán “Julieta” en la tele y relajado, de pronto descubrirás el enorme peliculón que detrás de esa aparente historia intrascendente, se esconde. Porque lo mejor de esta maravilla no es lo que cuenta, sino lo que no cuenta. Tú eres el que debes completar todas las piezas que faltan…¿Que no encuentras respuestas adecuadas? ¿Que no entiendes que pasa en esa trama? ¿Que no entiendes la actitud de la hija? Pues claro. De eso se trata. Estás tan perdido como Emma Suarez, porque no nos engañemos; Adriana Ugarte está muy bien, pero lo de Emma Suárez es de otra galaxia. En su labio tembloroso hay más verdad que en mil docudramas televisivos.

En otra dimensión, en otro mundo paralelo, hay una película llamada “Antía” que forma un par con esta y la completa, pero nunca la podrás ver porque tendrás que rodarla en tu cabeza.

julieta

Tras 96 horas, empiezo a pensar que “Julieta” explica como ninguna otra ficción que un hecho insignificante mal resuelto puede joderte la vida.. Estamos tan acostumbrados a dilemas bigger than life que el nudo envenenado de “Julieta” puede parecer poca cosa, pero no. Si miran alrededor, verán como tienen gente que por decisiones absurdas, cabezonadas o directamente, gilipolleces, se jodieron la vida para siempre por no hablarlas a tiempo. Esa es otra de las maravillas de la peli; hay cosas que no tienen explicación, y por mucho que se la busques, no la tienen , Cuando hablamos de personas y familia, se cumple a rajatabla.

julieta2

Con 96 horas de por medio, he tenido tiempo de concluir que me encanta la manera  que Almodóvar tiene de mostrarnos una vida entera y en cuanto te has descuidao, la peli (como la vida que nos cuenta) se acaba, en un final abierto para dejarte con un pensamiento clavado en la butaca. Se puede resumir en una pregunta:¿Esto era todo? Pues sí, Esto era todo en la película. Lo que tendrías que plantearte es que puede que un día, en tu vida, te hagas esa pregunta…¿Esto era todo? Imaginate. Qué horror. Llegas a cierta edad y descubres que…Esto era todo.

JulietaCon 96 horas, aún no he acabado de digerir lo tantísimo que me gustaron todas las escenas del tren, tan oníricas que no parecen de este mundo. Parecen sacadas de un subconsciente  donde se fabrican  sueños averiados pero tan bonitos que es imposible no soñar.

JULIETA-ALMODOVAR

He necesitado 96 horas para darme cuenta de que una de las cosas que más me atrapa es la manera en que cuenta la relación entre una madre y una hija. Hay tantos huecos que quedan por rellenar enttre ellas dos que …That´s life, my friend. Mira que hemos visto y leido cosas sobre hijos/hijas y padres/madres donde explican todo, pero el problema de todo lo que hemos visto y leído es que hay cosas entre padres e hijos que (repito) no se pueden explicar;  no te engañes; en esta película, tú debes escoger el papel; o eres hija, o eres madre, pero te tocará asumir algo difícil de asumir; la propia relación materno filial lleva implícito el que habrá cosas, que jamás le enseñarás al otro. Eso significa asumir también que aunque os una toda una vida, sois (despues de todo y en el fondo) unos desconocidos.

pedro-almodovar-por-nico-bustos_664641

Si estoy escribiendo estas palabras tras 96 horas es porque he repasado el guión decenas de veces en mi cabeza y…Todo encaja. Y vuelvo al principio; Almodóvar ha sido tan sabio que al personalizar la historia, el hacer que Julieta cuente su biografía, la hace subjetiva. Ella cuenta la feria según le va, da grandes saltos en momentos cruciales (no tenemos ni idea de toda la adolescencia de la hija) . Por eso la relación con su padre, aunque ocupe poco metraje, es fundamental para contarnos que Julieta ha estado tan absorta en su dolor que se ha dejado la vida y sobre todo, ha perdido a todos los que podrían haberle aportado algo, incluída su hija que, para demostrar lo que digo, apenas tiene cinco escenas en la historia que Julieta está contando.

juli

En estas 96 horas he asumido que es hora de reconocer mi amor publicamente. Ojo, llevo casi una década peleado con Almo y fui al cine cargado de reproches y expectativas, que muchas veces son las peores consejeras del amor. Pero durante la hora y media que dura la historia, me enamoré, me volví a enamorar.Y fue consciente de que el manchego jamás podrá imaginar lo agradecido que me siento de que haya madurado conmigo. No me apetecían chistes enmedio de una situación dramática, no me apetecían historias secundarias que no lleven a ningún sitio…Y así ha sido. Ha hecho la peli que justo en este momento, querría ver de él. Una historia aparentemente nimia, pequeña, sin importancia, pero que tiene mucha injundia detras. Han sido 96 horas fantásticas dándome cuenta de que cuanto más tiempo pasa, más me gusta y eso no tiene precio a estas alturas de mi vida donde parece que nada ya te puede sorprender. Y va Almodóvar y te sorprende.

Pedro. Yo te amo. Que se entere todo el mundo. Llegar hasta aquí ha sido, de verdad, un viaje fenomenal. Ojalá que dure muchísimo más tiempo.

A tus pies.

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.