Studio Ghibli se tira al rollo bollo

Siento un titular tan sensacionalista y frivolón para una película tan profunda como El recuerdo de Marnie,  la nueva peli de los japoneses Studio Ghibli, pero razón no me falta. De hecho, la imagen promocional es toda una declaración de intenciones que resume lo que se quiere contar; las dos chicas dándose la mano es más que una bonita imagen.

el-recuerdo-de-marnie-fondo-1000x600Aparte del bollerío, la peli es mucho más; profunda (uy! Lo he dicho…) compleja y en más de una ocasión, dura y triste; vamos, que no tiene nada que ver con Disney NI DE COÑA. Aunque no se especifique en su estreno español, dudo mucho que el público infantil la entienda en todos sus aspectos .Que los críos puedan seguirle el ritmo (la primera hora es pausaaada) me extrañaría muchísimo.. Además, aquí se cuentan sentimientos complejos que un crío aún no entiende, un poco como le pasaba a “Del Revés”. Un niño no la entenderá, pero si yo fuera una  adolescente lesbiana con necesidad de referencias, me encantaría ver una peli donde sin decirse claramente, cada fotograma de la relación de las dos niñas rezuma lesbianez, con su escena de celos y todo.

marnie_2

Pero hay más. La peli es bo-ni-ta a rabiar. Aunque no contara nada, daría gusto verla, pero es que cuenta cosas emocionantes.Hay fotogramas para enmarcarlos, de esas imagenes que imprimirías y te pondrías cerca para mirarlas de vez en cuando.

marnie-53Cuando ha conseguido engancharte, encara la recta final con dos o tres golpes bajos que te dejan las defensas por los suelos y claro, llega el final y acabas como unas bragas chuchurrías.  Los minutos últimos son de de llorera segura y tienen bastante de culebronero, pero…¿Saben? Hay una aire al Hitchcock más necrófilo que da gloria disfrutarlo. Por eso sospecho que el título con  el nombre de Marnie incluído, no debe ser ninguna casualidad, más bien un homenaje. Además habla de los eternos miedos de la adolescencia, esa en la que todo se siente o no se siente; sentirse raro, no sentirse querido, sentirse fuera del mundo, no sentise normal. El personaje principal. Annie está tan perdida, tan sola que es el retrato perfecto de una chavala con depresión, y no es por falta de razones. La crudeza de la historia te deja temblando un buen rato y contar eso, que se puede tener años muy jovenes y estar deprimido y sin ganas de vivir, siempre es bueno, por lo menos es valiente porque pocas veces se hace en la ficción.  Y muchísimo menos en dibujos animados.Sin embargo, aunque todo esto suene a rollo, recuerden, la peli es bo-ni-ta a rabiar.

Es imposible que tengan un plan mejor para esta semana santa.

 

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.