Consejos atroces para ser un tuitero de pro

¡Hola! Muy probablemente si te encuentras leyendo esto es por dos motivos. El primero es que tienes una educación básica y puedes distinguir letras e incluso fonemas, significados y significantes, y quizá sepas lo que es un sintagma. El segundo es que quizá hayas accedido a esta fuente de sabiduría popular que es nuestro blog a través de algún enlace en alguna red social. Quizá una de ellas sea Facebook, ya que con Twitter no te aclaras. ¡Para eso estamos nosotros!

Hoy vamos a daros nuestros consejos para convertiros en unos profesionales del texto en 140 caracteres, en unos acariciadores de retweets, en maestros de la síntesis y abanderados de la economía a buena calidad del lenguaje. Hoy, amigos y amigas, os convertireis en lo que siempre quisisteis ser.

doctor who twitter

1 / Ábrete una cuenta

Sí, sin ello no vamos a conseguir nada. El primer momento crítico de todo tuitstar es encontrar su identidad, ese nick que sigue a una @ con el que vuestros fans os conocerán. Podéis elegir un nombre fiel a la realidad, un nick que hayáis usado desde que os dejábais las pupilas en las salas de char del IRC Hispano, o algo improvisado y que hasta para vosotros sea novedoso. Si optáis por esto último, tiene que tener algo de gancho. Veamos unos ejemplos basados en alguna celebridad. Nuestra inspiración hoy bebe de Mónica Naranjo y de Ana Rosa, cada una en su hábitat (guiño, guiño, aunque todos sabemos que Mónica vive en libertat).

  1. Habéis elegido un nick fiel a la realidad. El user real de Mónica es literal como él mismo, @monicanaranjo. También podría haber usado, por ejemplo @mnaranjo o @monicanaranjo, e incluso @mnaranjooficial al tratarse de una artista reconocida. Por otro lado, el nick real de Ann Rose es @anarosaq, optando así por potenciar su marca, que es su nombre de pila. Podría haber sido también @arquintana, para que os hagáis una idea.
  2. Optáis por un nick de siempre. Según esto, Mónica sería @panteradefigueres y Ana Rosa sería, simplemente, @AR o @laquintana. Utilizar algo como este último es muy útil si tu apellido es llamativo y lo sueles utilizar como nombre de presentación. Si te apellidas García o Rodríguez, pues no. Si fueras Froilán, tampoco, porque @eldetodoslosantos queda extremadamente religioso en un pais tan laico como el nuestro.
  3. Tiras de improvisación. En este caso Mónica podría llamarse @saltandoelcharco, @aprendidaenmexico o @catalanadelDF, y la otrora reina de las mañanas, de algunas al menos, podría lanzarse a usar @enmisaloncito, @quevuelvasaborvision o @mariterejubilacion

allowed to tweet

2 / Elige un avatar

El avatar, lo que popularmente se conoce como foto de perfil, es la imagen que acompañará a tu nombre virtual en cada una de tus aportaciones. La única condición que tienes es que no enseñes genitalia a la cámara. Twitter está lleno de porno, pero hay que mantener una decencia, al menos en ese cuadradito. La imagen que elijas puede traerte determinado público, y dependerá del perfil que quieras enseñar. Si vas a tratar sobre política y actualidad, te recomendamos una foto en camisa con semblante amable. Si tus tweets van a ser un batiburrillo de temáticas más o menos ligadas a la actualidad puedes poner una foto de las vacaciones. Si eres una empresa, emplearás el logotipo de tu ídem. Si eres actor porno o una zorra en potencia, usarás una imagen con escasa vestimenta. Si eres una persona nacida entre 1995 y 2010 y te ha costado la ESO te recomendamos que no uses esta red social. Es muy fácil quedar en ridículo y si tU viDaH e$ seeR 1 x0ni seguramente acabes siendo la comidilla de páginas de Facebook tipo Cabronazi o de millones de retweets haciendo mofa de tu más que seguro escaso nivel intelectual. Oye, puede que me equivoque, que mira, yo no tengo carrera y me dejan escribir aquí.

selfie3 / Ten claro cuál es tu público

Ganar seguidores al principio es muy difícil si no eres nadie conocido o si no tienes ya amiguetes que tengan cierta base de followers. Lo principal es que tú mismo sepas para qué usas Twitter: para informarte, para ligar, para trollear, para criticar, para hacer humor. Según lo que busques, puedes hacer lo siguiente:

  1. Para informarte. Sigue a Ana Pastor, los informativos de La Sexta, las cuentas de tus diarios de referencia, algún medio internacional y, por ejemplo, si lo que te pierde es la televisión, cuentas como la del crítico Borja Terán. Un consejo: no todo es información en Twitter. Siendo en esencia un medio plagado de subjetividad tienes que saber diferenciar entre información y opinión. Lo aprenderás con el tiempo.
  2. Para ligar. Básicamente vas a seguir a gente que te haga arder el infierno vaginal o que te provoque un 9 en la escala de Richter dentro del calzoncillo cuando te pongas a indagar en su material multimedia. Hay gente que se quiere mucho y que llena su cuenta de fotos con poca ropa buscando piropos. No está nada mal que a uno le alcen el ego, pero tienes que aprender que en Twitter hay mucho guapo y, lo más importante, que hay mucho guapo que también es muy capullo. Les harás un unfollow en cuanto les cales y te quedarás más ancho y profundo que la Fosa de las Marianas.
  3. Para trollear. Esto es porque eres un cabroncete en la vida real y no puedes vivir si no es metiéndote con algo o alguien permanentemente. Muy seguro que aproveches el anonimato que ofrece la red para potenciar esa vena hijaputa que tienes, de manual de psicología. Ojo, ganarás seguidores pero también es muy sencillo ganar haters. Haters gonna hate, y eso es lo que tú haces. El karma revierte y acabas llenito de mierda. Allá tú.
  4. Para criticar. Como decía antes, la red del pajarito es un mundo paralelo formado de opiniones. Es tu espacio para argumentar, posicionarte y hacer un seguimiento de aquellos temas que te interesen. Puedes hablar de música, de cine, de movimientos sociales, de política. Si tus opiniones son compartidas y tienen tirón, ganarás bastantes seguidores.
  5. Para hacer humor. Ahí tenemos a @desahogada como vivo ejemplo de persona que utiliza las redes, no únicamente Twitter, si no principalmente Youtube, para hacer reír. Aquí hay que resaltar las sinergias entre redes. Hay que saber aprovecharlas. Si lo tuyo es hacer humor y quieres centrarte en hacer tweets, ten en cuenta que tienes que tener mucha capacidad de resumen y cierto talento. El humor te traerá muchos seguidores.

 

deadpool

4 / Utiliza tu cuenta con asiduidad

Twitter es como todo en la vida. Cuesta cogerle el punto, y necesita de cierta constancia para poder manejarlo y sacarle partido. Nunca aprenderás a sentirte cómodo en esta red si pones un tweet cada dos meses, o si el discurso es siempre simple. No digas ‘Hoy he leído X en Y’, si no, ‘Hoy he leído X en Y y me ha parecido Z pero B’. Busca la interacción. Cuesta pero cada uno conoce sus límites y sobre todo, sus habilidades. Y Twitter requiere de cierta habilidad para no caer en el vacío. Es la pescadilla que se muerde la cola. Escribo un tuit, no hay interacciones, no escribo. Escribo un tuit, hay reacciones, obtengo respuestas, me animo a escribir. Piensa en ello como en una relación con un compañero de oficina. Si nunca le saludas, nunca te saludará y pensarás que esa persona es una siesa o maleducada. Si poco a poco vas dando conversación y te la devuelve, tendrás ya un enlace creado con esa persona. Pues lo mismo, pero con cuentas 2.0.

5 / Disfruta

Twitter es para divertirse y para distraerse. Si te va a enfadar o te va a suponer un problema, te llenas la bañera, te tocas un poco y seguro que serás más feliz. Dejemos Twitter para la gente que lo sabe disfrutar. Porque tú no eres un troll, ¿no?

ariana muriendo

Por supuesto, síguenos en Twitter aquí y, si lo ves útil, difunde la palabra. No somos expertos, pero al menos esperamos que te animes a probarlo. ¡Ya nos cuentas!


Sobre el autor

Mr. Fluffer

Tengo las rodillas peladas desde la post-adolescencia.