La gala que coronó a La Prohibida como la reina de nuestros corazones

Cartel baloncesto

Acudimos a La Boite atraídos por el cartelazo de la Gran Gala Invernal de La Prohibida, que presagiaba una noche especial, emotiva y vibrante… como así resultó ser. Un radiante Paco Clavel oficiaba como maestro de ceremonias para presentar esta inolvidable verbena espacial que nos llevaría a un magnífico viaje interestelar por el pasado y el presente de La Prohibida. La primera gran sorpresa vino cuando anunció que el esperadísimo vídeo de “Baloncesto” se grabaría aquella noche con imágenes de ese concierto… no hizo falta más para recibir con enorme emoción y asombro la inmensa “Terechkova” (“Atención: preparados para la ignición”), que abría un repertorio plagado de hits, algunos rellenos incomprensibles y (afortunadamente) canciones que creíamos olvidadas en el baúl de La Prohibida, pero que rescató aquella noche para traernos la felicidad de forma instantánea. Así, cuando “Fenómenos astrales” y “La Colina Luminosa” comenzaban a exhibir el poderío de ‘100K de luz’, el baladón “La Conexión”, a dúo con Algora, nos desarmaba a todos para recibir después con la acostumbrada satisfacción “Cuando dos electrones chocan”, con la que siempre saltan chispas entre el público. Tras una nueva retrospectiva con la feliz revisión de “No busques compañía”, disfrutamos la hermosa “Zapatos de tacón…” que daba ese preciado toque autobiográfico. Después vendría la enardecida acogida de “Ganas de matar”, una joyaza que pedía a gritos que Leticia con Z hubiera compartido escenario con la diva, con esos teclados heladores resonando en una sala que no paraba de bailar, mientras una serie de proyecciones con motivos cósmicos o impactantes explosiones de color (más propias de La Casa Azul) daban el punto exacto de espectacularidad que aquella puesta en escena requería.

IMG_20160213_232518

El memorable intermedio de Kika Lorace ‘destrozando’ “Amor Eléctrico”, con una impagable letra (con referencias a la eterna espera del vinilo del crowdfunding de ‘100K de luz’), servía a La Prohibida para retirarse brevemente para su cambio de vestuario. Incluso antes de prepararse para la recta final, tuvo la deferencia con los fans de interpretar “La Publicitá” y “A toi” para facilitar la salida al baño o a la barra de algunos de sus abnegados seguidores, en un momento en que aquello comenzaba a convertirse en una olla a presión. El único e inimitable Joe Crepúsculo salió junto a Supreme de Luxe a cantar “La verdad”, para continuar con la aclamada “Sr. Kubrik, ¿qué haría usted?”… pero no hacía falta que “Erotismo e informática” rompiera el subidón que había generado la animadísima “Flash”, de las más coreadas y bailadas, no sin antes haber animado a la concurrencia bear a que soltaran la pluma… Dicho y hecho.

IMG_20160213_231330

Dime la verdad, no quiero palabras huecas que digan te quiero la verdad… te quiero, dime la verdad.

IMG_20160213_234515En una noche tan especial no podía faltar “Eres tan travesti”, otro de los momentazos del álbum y de la noche, que un cuerpo baile protagonizado por Las Juanettes salió a interpretar con una grotesca coreografía, y continuaron con el trío en “Mujer de bien”, con la curiosa estampa de las tres travestis homenajeando a la sufrida mujer española… poco a poco se acercaba el momento más álgido de la noche, precedido por el anunciado sorteo del balón de baloncesto firmado, que se resolvió de forma tan sencilla como expeditiva, lanzando el icónico objeto al público como si de un ramo de novia se tratase. Fue entonces cuando Algora volvió a subir al escenario, esta vez para maravillarnos con “Baloncesto”, a dúo entre la reina del invierno y su príncipe… y tras una conmovedora introducción casi a cappella que congelaba la sangre (“Me quieres tanto y yo tengo el corazón helado…”), se desató la euforia cuando las bases atronaron entre los asistentes, que cantaban la letra con fervor… y digo cantaban porque no me resultó fácil inmortalizar el momento cámara en mano temblorosa, intentando inútilmente cantar con la garganta agarrotada y los ojos empañados en lágrimas (nunca te lo perdonaré, Amapola… nunca), hasta que los artistas invitados terminaron invadiendo el escenario en una despedida apoteósica.

IMG_20160213_223328

 “el tuyo late como si estuvieran jugando al baloncesto dentro de tu pecho…”

Balón

IMG_20160213_234756

Era el final perfecto. Pero no… no sería ella si no recurriera, fiel a su caótica concepción del espectáculo, a la improvisación de unos bises con “La colina luminosa” y “Mujer de bien”, que ya no eran en absoluto necesarios. Porque ya había cobrado sentido el derroche de talento y esfuerzo que llevó a publicar ese soberbio álbum, porque el clamor de sus seguidores había sido escuchado y tanto “Baloncesto” como Algora tendrían por fin su merecidísimo homenaje, y porque los asistentes pudimos vivir uno de los momentos más intensos que se recordarán por mucho tiempo en nuestra escena electropop, que esa mágica noche estuvo más viva que nunca.

IMG_20160213_235241

 

Foto baloncesto

 


Sobre el autor

DJ Farrow

Electropop. Fútbol. Cerveza fría. Todo en buena compañía.