¿Seguro que “Iba en Serio”?

Decía JJ Vázquez que estaba preparándose para cantar y, dentro del espectro narcisista que muchas veces proyecta desde la pequeña pantalla, todos nos lo tomamos como un delirio de grandeza (más cuando sus exhibiciones vocales en sus programas no es que dieran para mucha credibilidad).

jjvazq

“Iba en serio” es la función teatral basada en su biografía “La vida iba en serio” que hace un par de años llegó a las estanterías, con cierto éxito de ventas. Aquí, Vázquez relata su infancia, adolescencia y juventud, prolegómenos de su vida como colaborador y presentador de éxito en ascenso.
Recoge la vida de un chico de clase obrera que intenta hacerse hueco en la vida asumiendo el constructo homosexual en la España de los 80-90.

JJ aparece en la obra en un papel cuasi confortable. Hace de sí mismo, algo que podría ser altamente cómodo. Sin embargo, ir desnudando hechos reales de su intimidad no debe de ser una situación fácil y natural, y menos ante un público tan cuantioso. Se percibe que se ha preparado, el guión fluye con un talante que le ha llevado a poder conducir variopintos programas con una huella siempre personal. Relata su historia, el descubrimiento de inclinaciones sexuales, la vida en su Badalona natal, en un texto con ritmo que no aburre en ningún momento. JJ pierde naturalidad en escena, pero es capaz de evocar una cierta frescura y ejecuta momentos de guasa con soltura.

Momentos que se ven alternados con otros enternecedores. A destacar los estados que rememora sobre su despertar carnal, la salida del armario con su familia y su padre. Y es que JJ tiene momentos de conversación con su padre ya fallecido, una situación que llega a la audiencia y donde se crea un clímax sentimental que acongoja y que da pellizco.

A destacar que JJ es espabilado. Se ha rodeado de un elenco impecable. La gran Kiti Mánver que encarna a su madre y con la que desarrolla una gran química durante todo el montaje. Kiti emociona cuando realiza reflexiones acerca de su hijo gay, de la difícil vida que tiene y tendrá por su condición; a la par que también divierte, con diálogos cargados de chispa, de saber de madre y de costumbrismo pueblerino (algo para nada negativo).

Para completar la lista de protagonistas, un trío de actores, Víctor, Edu y Alejandro, con voces que empastan y armonizan prodigiosamente (ahí hay mucho trabajo) y que personifican distintos roles a lo largo de la historia con una luminosidad y atractivo apabullante.

iba_en_serio_escena_15

El guión, adaptado y dirigido Juan Carlos Rubio (que también adaptó el montaje biográfico de Concha Velasco entre otros y es afamado guionista de series como Farmacia de Guardia) se estructura acertado, cuidado y trabajado con esmero. Por otro lado, Julio Awad como referencia de calidad, director de musicales exitosos como Priscilla o Jesucristo Superstar. Todo referente de calidad.

Y….JJ canta. No lo hace mal. Se defiende bien. Baila un poco peor que promociona su aparato vocal, pero resuelve todo con facilidad. El show contiene grandes adaptaciones de canciones que atrapan al público hacia una grácil inflexión nostálgica, y melodías como “Pavo Real”, “Su canción” o “Eres” están incluidas atinadamente en las escenas, animando al público a cantarlas.

JJ Vázquez ha creado un producto de consumo. Y se está consumiendo con éxito. Está llenando teatros por doquier. Detractores haylos. A puñados.

Si no soporta al protagonista, no vaya a verla, porque esto no es más que una extensión de él mismo. Pero si lo que uno busca es amenidad, frivolidad, asueto, traza de emociones y unas risas, “Iba en serio” lo ofrece.


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.