La redacción opina, “polisentimentalmente”, sobre lo nuevo de Fangoria

Se van desgranando los detalles de “Canciones para robots enamorados”. A saber: dos productores valedores de las dos partes, según los artistas, bien diferenciadas del disco. Una más alegre, pizpireta, robótica y bailable, con reminiscencias a los 70’s, 80’s y 90’s, que firma el omnipresente Guille Milkway, artífice del único mega hit del dúo en mil años, “Dramas y comedias”. La artillería de la segunda parte del álbum corresponde al productor británico Jon Hopkins y aquí, señoras y señores, es donde se anuncia una vuelta a lo gótico, a la oscuridad y a lo más industrial del nuevo trabajo. Sería una gran noticia si no supiéramos ya de que va la historia. Una vez desvelado el título de las canciones, miedo nos da.

Eso sí, la portada es una de las más bonitas que les hemos visto en años. Juan Gatti (artista gráfico de cabecera) nos representa una típica estampa de una familia americana retrofuturista.

FANGO-PORTADA-300x300

A lo que vamos. Una vez escuchado en profundidad el sencillo y visto el vídeo, nuestros redactores opinan.

-Pues a mí no me disgusta. Ella sale bien mona…y Alaska también.

   Hilde

-¡Madre mía! ¿Pero ese título? Aunque una vez escuchada la canción me gusta más que las últimas que han sacado. Tampoco aporta demasiado. Un poco de Dinarama que prefiero a las mierdas, a pares, que han ido publicando en los últimos años.

   C. Palote

-El videoclip es como una vomitera de unicornios de resaca. La canción, de buenas a primeras, no me acaba de hacer”clic” por mucho que suene a La Casa Azul (que me encanta, cuando Guille saca su lado más sutil)

Mr. Fluffer

-La canción es lo mismo de siempre y el videoclip es fantástico…para los 80’s y si la MTV aún programara vídeos.

 El Perro de Toni

-Tras entrar en cuidados paliativos después del fiasco de “Absolutamente”, tan sólo el cirujano Milkiway consiguió reanimarles alargándoles la vida con su inestimable aportación en Cuatricromía. Y visto el resultado, Fangoria vuelve a ponerse en sus manos para adelantarnos “Geometría Polisentimental”, un tema vibrante que derrocha ganas de agradar de principio a fin, agarrándose desesperadamente la fórmula de hipermelodía + estribillo explosivo + ritmo vertiginoso que tanta autosatisfacción les reportó en “Dramas y Comedias” para no caer en el olvido. Conseguir el equilibrio y la solidez necesaria en el resto de temas del nuevo álbum para no acabar fagocitados por la efervescencia “casaazulera” será su gran reto… sólo nos queda una incógnita por desvelar, ¿será del agrado de Bertín?

Dj. Farrow

-Por favor, esta estaba bien hace diez o quince años. La vaca no da para más ¿Esto lo ha hecho Alaska para pagarse su próxima operación estética? Ni con las fajas disimula ya la barriga.

MuTarr

-¿Pero esta canción no es de hace veinte años? Las bases no pueden ser más ratoneras…Y a la letra la llamaría el colmo del rebuscamiento y la pretenciosidad pero me voy a cortar, que luego dicen que la envidia es como un puñal.

MM

-Me parece mejor que todas las de sus dos últimos discos.

JAG

 

-Acabo de volver al 84, pasando por el 93 y tropezando en el 2016 ¿Qué será lo próximo?

 Flor de Pavimento

-Frío. Como una tormenta perfecta. Nada emociona ni invita a una segunda escucha. Pero creo que eso ya viene de serie por son tantas las decepciones que, por inercia, uno le da al play y al segundo no presta atención. Se podría hacer un comunal en el que hablemos de la última canción de Fangoria que recordamos con cariño y admiración.

Mocico Viejo 

-Ansiedad. Mucha ansiedad. No puedo con Guille “Milkibar”y el fagocitamiento que le van a hacer la Olviii y Nacho. Un corte de digestión musical. Que empacho…

  Sr. Skyzos

Habrá más análisis, o analíticas, porque por mucha pereza que nos den, a algunos, no podemos dejar de hablar de ellos…

 

 


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.