“Twelve monkeys”; el arte de saltar en el tiempo

Reconozco que empecé a ver  la serie”Twelve monkeys” con curiosidad malsana. La película de Terry Gilliam en la que se basa (Doce monos, en español, para distinguir una de otra)  no era ninguna maravilla y aunque había momentos brillantes, se tenía la sensación de una gran idea desaprovechada, Mira que soy fan de Gilliam (¡Ha dirigido Brazil, Diosmío!) pero en dicha película Brad Pitt se me hizo insoportable. Es una de las actuaciones más sobreactuadas y pasada de vueltas de la historia del cine…Lo fuerte es que…¡Lo nominaron al oscar! Pa matarlos, vamos.

Brad-Pitt12-monos

SyFi, un canal americano de esos que uno mira con envidia desde aqui, estaba detrás del ajo y mi curiosidad era ver que eran capaces de hacer a partir de una peli fallida. Si Fargo serie había conseguido igualar a Fargo película…¿Mejoraría en este caso la serie a la peli original? El caso es que creo ser una persona que lee bastante sobre series, más que nada por ir a tiro fijo (con el montón de oferta que hay, se agradece que los criticos de series vayan por delante y seleccionen). Y el caso es que no habia leído nada de esta serie, ni bueno ni malo. De ahi la curiosidad malsana.

o-12-MONKEYS-facebookLos primeros tres/cuatro episodios me aburrí (tengo que reconocerlo) y estuve a punto de abandonar. Siguiendo las premisas de la película (un tío que viaja al pasado para evitar la propagación de una epidemia que casi aniquila a la humanidad) la trama estaba bien pero tampoco era para tirar cohetes. Intrascendente, diría yo. Pero de pronto llega el episodio seis, un episodio complejo, con un montón de saltos en el tiempo, con varios golpès de efecto de guion que te dejan boquiabierto. Hace ya rato que no te acuerdas de la película porque la serie está tomando un camino totalmente distinto.

índice

Si existe una expresión para definir cuando una serie da un giro malísimo y ya sabes que se va a pique (salta el tiburon)…¿No deberíamos inventar otra expresión para definir cuando una serie explota de puro buena y se vuelve adictiva? A Breaking bad le pasó en la segunda temporada. A Hannibal en el episodio final de la primera temporada-. A Homeland en el septimo de la primera. A Twelve monkeys le pasa en el capítulo diez; a partir de ahí, los últimos cuatro episodios son directamente, un locurón. El guión ata todo lo que hasta ese momento ni habías valorado y descubres que tras la serie hay gente que sabe que tiene un historión entre manos y sabe sacarle la punta que merece.. Han creado una historia complejísima  y a ti solo te queda disfrutar de los últimos cuatro episodios donde la cosa se desparrama, dejando un montón de preguntas…¿Se puede cambiar el destino? ¿Sirve de algo hacer nada si todo está predestinado?. Pese a haber manejado imagenes a cascoporro que pensabas caprichosas (¡Ese vaso de leche cayendo!)    consigue atarlas todas y no dejar ni un cabo suelo. Es, de verdad de la buena, un placer infinito disfrutar de un guión así. Porque da para escenas de una altura emocional increíble; muy fuerte ese padre que reconoce a su hijo ya de mayor y le dice lo que no le dijo de pequeño…¡Los güevos en el galillo, oiga!  El prota no tiene ni carisma, ni planta ni rollo de héroe, pero la sensación es que es lo que necesitaba ese papel, osea que guachi. Yo me quedo con  la prota femenina, Amanda Schull, que me ha tenido enamoraico perdido.

índice
Si te gustaron los viajes en el tiempo de Perdidos, si te encantó Los microcrímenes La maquina del tiempo de Wells te vuelve loquito,si cuando ves una paradoja temporal en la pantalla salivas y se te ponen los pelos de punta, no dejes de ver esta pequeña joya que te dará todo lo que deseas  y más. Así que tranquilo; habrá una segunda temporada y está a punto de empezar…¡¡No te quedes el último en disfrutar de esta maravilla!!

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.