“La ardilla roja” : cuando Medem molaba

“La ardilla roja” fue la primera película que vi de Medem en el cine. Había leído algunas críticas que la ponían como interesante y sin nadie que quisiera acompañarme, me planté en el cine. En la sala debíamos ser tres o cuatro…Contándome a mí.

La_ardilla_roja-418944920-large

Tengo que decir que esa primera vez, no entendí la mitad de las cosas, ni las motivaciones de los personajes. Era muy jovenzuelo y me faltaba mucho aún por vivir y por ver. Sin embargo, no pude pestañear en todo el metraje de la película; estaba fascinado. Sus imágenes oníricas, la música  tribal, el surrealismo costumbrista, la imposibilidad de clasificarla en algún género en concreto…Todo me parecia nuevo y distinto al resto de cine que se hacía en España. Y esta canción del gran Txetxo Bengoetxea que ya no me la pude quitar de encima en meses…

Pasaron los años. Viví mucho. Vi muchísimo más cine. Y un día la programaron en la televisión. Empecé a verla pensando en que me defraudaría pero qué va. La película mantenía su magnetismo intacto, pero ahora ya lo entendía todo. Cómo la disfruté. Y cómo me enamoré hasta las trancas de Emma Suarez.

ardilla

El papel de amnésica que parece que sabe pero no pero sí pero no, es tan delicioso y achuchable que no se entiende como ese año no le dieron todos los premios del mundo. Y Emma está tan enorme, natural y tan de verdad que sólo por eso, dan muchas ganas de ver de lo que es capaz con “Silencio” de Almodóvar. De Medem también me enamoré esa segunda vez; su estilo aún no se había convertido en tics ni su lírica en horterada; por eso todo en La ardilla roja, contando una historia tan atípica, siendo una comedia tan marciana, funciona. Y por eso habría que volverla a ver,

La ponen esta noche en La 2,  en el ciclo Historia de nuestro cine.

No se la pierdan.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.