No me toques los 90

Mike Medianoche, antiguo redactor de esta web, presenta libro ( No me toques los 90) y le hemos hecho una entrevista para que nadie se lo pierda.

Para quién no te conozca ni conozca tu trabajo… ¿Qué va a encontrar en el libro?

Una visión de los años 90 muy sesgada, desde un prisma nostálgico y gamberro, de cómo era la televisión, el cine, la música o las videoconsolas y los juguetes que había en esos años. De cómo llegaron las privadas y Telecinco llenó la pantalla de tetillas y piernas, y Antena 3 hacía programas peñazo como ‘Aula 3’, con un señor mirando a cámara y hablando de física cuántica a las siete de la mañana. Y cómo se llegaron a vender libros como el de recetas de Raffaella Carrá, del que un tercio de las páginas eran en blanco para que tú apuntases tus avances o tus excesos, y a producirse cintas como la ‘Supernova’ de Marta Sánchez.

 

90

¿Por qué la televisión como fuente de inspiración y no los libros, la música o los cuadros? Es decir…¿Qué tiene la tele que tanto te fascina?

Es que si te fijas la televisión mueve el mundo. A un actor que triunfa en la televisión le salen más proyectos en cine y teatro que a otro que lo haga en el séptimo arte o en los escenarios. ¿Por qué Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez se hinchan a vender libros? Al cine o a las obras pictóricas tienes que ir a buscarlas a las salas o museos; para leer tienes que concentrarte un poquito si quieres enterarte de algo, y sintonizar un dial concreto de radio siempre fue una odisea en los viejos transistores de ruedecita. Pero la tele es fácil de encender, de hacer zapping, de buscar algo que te guste… Siempre me fascinó, y con seis años o así ya grababa mis series favoritas para verlas en bucle.

 

ana

Y en concreto…¿Qué tiene la televisión de los 90 que no tengan otras?

Ganas de hacer las cosas a lo grande. Esas galas de muchas horas de duración con todo Cristo saliendo a actuar en playback, esos telemaratones benéficos. Programas que se hacían en directo como ‘¿Qué apostamos?’ y hasta ‘El Juego de la Oca’, que se hacía en Telecinco en tiempo real. Ahora todo cuanto más pequeño sea el plató en el que se haga, mejor, y si tras varios años funciona, si eso, ya lo hacemos mejor y más grande. Mira ‘Tu cara me suena’, que han tenido que pasar cuatro temporadas para renovar plató y hacer algo más espectacular.

¿Y la figura de los noventa televisiva más significativa?

Me voy a inventar la respuesta sobre la marcha. Y me quedo con Carmen Sevilla, porque es decir su nombre y te la ves en el ‘Telecupón’, delante del panel de los horóscopos, con dos niñas a cada lado y escoltada por Agustín Bravo. Y con el esparadrapo pegado al cuello y las babuchas. Si te digo otros nombres igual no te trasportas tanto a los noventa como lo hace Carmen, que vivió en la tercera edad su segunda juventud.

 

carmen

¿Crees que tu libro descubrirá secretos jugosos que el público en general desconoce? Apunta alguno.

Soy muy friki y he investigado mucho; podría decir que he sido rata de biblioteca, pero casi más bien rata de mercadillo, porque me recorrí muchos rastros buscando revistas y libros. Por ejemplo, destacaría el proyecto que hubo de hacer un ‘Expediente X’ a la española con María Barranco, donde se enfrentaría a casos de vampirismo y canibalismo. O una película que se anunció y nunca se hizo con Jesulín e Isabel Pantoja, y que iba a estar dirigida por Vicente Escribá.

¿Habrá libros dedicados a otras décadas o se quedará en los noventa?

Si dices de mi autoría, te diría que ojalá me forre haciendo firmas de libros por Soria y haga compendios de las décadas pasadas, presentes y futura y que os quite a todos de trabajar. Pero como dijo Julián Almazán en una reseña que hizo de ‘No me toques los 90’, se podrían hacer numerosos libros sobre estos mismos años desde diferentes puntos de vista y todos serían complementarios. Si el libro funciona bien igual podíamos hacer un change.org pidiendo un ‘No me toques los dosmiles’, así, en plural, y donde ya demos paso a ‘Gran Hermano’, al ‘Sabor a hiel de Ana Rosa’, el disco de Antonia Dell’Atte y otras cosas que se me han quedado fuera por ser fiel a la década.

En televisión…¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Como espectador, y como persona que pertenece al sector, quiero pensar que no. Pero ahora pensamos en aquella época en la que una serie empezaba a las nueve y media y acababa a las diez y media u once, y en la que los programas que terminaban de madrugada siempre se emitían en fin de semana y no un jueves como ‘Gran Hermano’ y oye, parece que fue década privilegiada. Antes había competencia muy bestia, pero ahora la oferta me parece muy pobre; tenemos menos números de concursos, menos series, y lo compensan haciéndolos más largos hasta casi echar la bilis. Adoro ‘Tu cara me suena’, pero no merece normal que un programa cuyo plato fuerte son 9 canciones de dos minutos y pico cada una acabe a la una de la mañana.

 

farmacia

¿Qué echas de menos de aquella década en la televisión?

La nostalgia nos engaña; si dices algo tipo ‘El gran juego de la oca’, te desafío a que lo veas en Youtube y te parecerá eterno ver tres minutos a un señor colgado de un arnés sobre una piscina. Ahora el ritmo narrativo es otro. Pero por decir algo, echo de menos una sitcom clásica, de manual, como era ‘Farmacia de guardia’. Ahora ninguna serie de esas características dura menos de una hora, y eso con suerte y sin contar la publicidad.

 

Y por último…Anima a la gente a que se compre el libro y dinos donde podemos encontrarlo para que todos los lectores lo compren.

El libro está, a priori, en todas las librerías y grandes superficies, y si no, se puede comprar por internet en Amazon, Casa del Libro, Corte Inglés y similares. Y una buena razón para comprarlo es que los capítulos son independientes, por lo que es ideal para leerlo en el baño, porque es mucho más entretenido que leer botellas de champú. Tiene mucho texto, por lo que cunde más de lo que cuesta, pero además tiene muchas fotos que complementan estupendamente lo leído. Y además, como es bastante grande y colorido, es ideal para regalar en navidades y cumpleaños a esa gente que nació en los ochenta pero que sus primeros bailes en la discoteca fueron con el ‘Duro de pelar’ de Rebeca y el ‘Estoy llorando por ti’ de Ku Minerva.


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.