Kate Ryan le echa morro

Más, quiero decir.

Pese a que en su momento sacó alguna canción propia que no estaba mal, sigue abonada a hacer versionas de canciones que fueron famosas hace más de veinte años y que es posible que las nuevas generaciones no conozcan. Tonta no es pero ya le digo yo a la chavala que con esta versión de un temarraco de los ochenta, no se va a comer ni un donut. Hay que comentar también que como siga operándose va a llegar un momento en que le van a tener que hacer injertos de piel en la cara, que ya no la puede llevar más estirada, aunque estando cerca de los cincuenta, hay que reconocerle a los bisturíes el mérito.

Pese a las críticas, reconozco que me cae bien desde que vi un concierto suyo “en directo” y el disparate de todo ( playback infame, rodillas de señora mayor, bailarinas becarias…) me dio una de las mayores risotadas de mi vida. El vídeo va directo a convertirse en tesoro trash, con ella haciéndose la quinceañera y enseñando canalillo en una temática que tiene que ver con la letra de la canción por los cojones.

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.