La lámpara que todos estábamos esperando

No me digáis que no sería molón tener una lámpara como esta! La lámpara culo, diseñada por un obseso de los nalgatorios, te permite llegar a tu casa un sábado por la noche, borracho cual Candy Pus y dedicarte a apagar y encender la luz del salón, que parece que estás en la Fabrik.

Eso si, nos comentan que se enciende con golpecitos, no es apta para fanáticos del spanking.

slap-it-butt-lamp-2

Esta mierda de artículo la he visto en Incredible things.


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.