A propósito de un extintor

Encuentromé escribiendo lo que jamás debéis hacer. Meteros en profesiones que no son las vuestras y que os quedan grandes. Jamás juguéis a bomberos.

Dicho esto, me centro en el tema a desarrollar, cual examen de Selectividad. Y la pregunta es:

Describa como metería usted un extintor por el culo a un pasivo, el cual  lleva con el culo cerrado algún año que otro.

He aquí mi contestación:

Entiendo que al no especificar en la pregunta el tipo de extintor que se debe introducir, ni la clase, mi caso versará sobre un extintor de polvo, apto para fuegos ABC,debidamente colgado y señalizado en la pared. Los típicos de oficinas.

IMG_0064

 

Y como usted puede comprobar, todo muy bien señalizado para el pasivo en cuestión. El timbre de alarma, o como va a gritar del primer embiste; la señal de salida de emergencia o más bien la entrada en el Servicio de Urgencias Hospitalarias; el extintor, con cartel y todo, MARAVILLA; la señal de que puede estar siendo grabado ( que hay mucho hijoputa suelto);  y para finalizar, la señal de prohibido fumar, ya que aquello se le va a quedar en carne viva.

Una vez he desarrollado los elementos, le expongo como solucionaría el caso practico.

1. Encender el Grindr.

2. Buscar entre niños, perfiles de gatitos y demás, un perfil atractivo y que ponga activo.

3. Enviar mensaje y recibir respuesta.

4. Cuatro frases de conversación y poner en Google Maps su dirección.

5. Condones, lubricante al bolso. Evidentemente llevas una poca de lubricación. Uno se espera un extintor de coche.

6. Llegar, subir, presentarse, un par de cervezas, que si algo de charla no muy profunda, la profundidad ya te la van a dar después.

7. Empezar a comerse los morros y notar que abajo habita un extintor. FABULOSO, activo y pollón.

8. Perder la cordura al verlo y pensar que puedes con aquello como un campeón. La locura te ciega y te pasa como cuando vas a ver sillones a una tienda, todos te parecen pequeños.

9. Egoísmo y torpeza del otro. Pocos preliminares y ya te dice que te quiere follar. Y te sale un SI directamente del ojete.

10. Ver sacar un condón. Lo abre sin dificultad y te das cuenta de que aquello es de COLOR ROJO. Una broma? Será de coña? Sabor fresa que se han pasado con el colorante?

11. BOTON DE ALERTA MENTAL. Te viene a la mente cierta película…

carrie_1976

 

12. Embutir ese condón en semejante rabo, pensando, bueno…. sabrá la técnica de preparación. Este es uno de los mayores errores en el mundo del extintor. Saber que aquello necesita un manejo preciso y certero es FUNDAMENTAL. Primero crear una barrera de seguridad, preparar el territorio, intentar que aquello se quede despejado, abierto y que pueda haber holgura  en el manejo. PUES NO! Un escupitajo de mierda por lubricación y EMBISTE SALVAJE. No existe compasión para la boca del fuego. Los embistes van a más y a más… te sientes como una chiva.

13. USO DEL TIMBRE DE ALARMA o gemido gutural. Pero algunos cuando follan, se les cierran los tímpanos. Deben de ser cortos de piel o algún que otro fenómeno extrapiramidal a nivel medular.

14. Lo de que exista cámara, casi hasta lo agradeces. Aquello es como la cornada de Paquirri. Siempre quedará en nuestro recuerdo. Al menos, que quede constancia.

15. El extintor debe de estar lleno hasta la recámara… no termina de vaciarse ni a los tres minutos, ni a los cinco. Pides a la Virgen de Regla (subconsciente) que se corra YA.  Comprendes la señal de no fumar. Bastante te está ardiendo otra cosa, como para sentir calor también en los pulmones.

16. Se termina el polvo del extintor y lo retira de la boca del fuego… ligera palpación a ver si aquello es Carrie o has sobrevivido y no tienes que usar la salida de urgencias. Hubo suerte.

17. Acaba el tema, uno descargado y tú con las alforjas llenas, a cascártela a tu casa.

18. Algo de charla cuando parece que tienes un tubo de wasabi en el orto y solo te apetece ducharte.

DSC01615copy

 

19. Ducha, vestirte y dos besos.

20. Ya ni sacas el móvil para volver. La madre naturaleza es sabia y te dirige a casa en un periquete. Eso sí, conduciendo como una amazona, cuando metes el embrague aquello te recuerda qué,por goloso, te pasan estas cosas.

Con esto acabo el caso práctico, no sin antes advertir que al cabo de como unos 10 días, el receptor del extintor notará una punzada en medio del ano. Esa puntada va en aumento hasta que con la linterna del móvil  y un espejo de mano, descubre una FISURA en su precioso OJALdre.

Y te acuerdas de todos los santos y por tu boca salen juramentos dignos de una Raquel Bollo despechá. Los baños de asiento  se convierten en tu mejor aliado. Tus verdaderos amigos todavía se están descojonando del megapollón que se puso un condón rojo, que pasa a ser catalogado EL EXTINTOR.

 

Así que manejad con cuidado los extintores. Te lo digo yo y Dña. Fisura.


Sobre el autor

Candy Pus

Me ponga una de bravas y dos cañas